Política

Los daños a la pirámide de Tierra Blanca deberán resarcirse: INAH

julio 03, 2020

Los daños causados al basamento piramidal de la zona arqueológica de Lomas de Manantial en Tierra Blanca deberán ser resarcidos por los responsables del vandalismo del que fue objeto, porque pudo haber dañado su infraestructura, señaló la arqueóloga de la delegación Veracruz del Instituto Nacional de Arqueología e Historia (INAH), María de Lourdes Hernández Jiménez.

Esto, luego de que fue instalada en el vestigio arqueológico una estatua del Cristo Redentor sin la autorización requerida, pues los daños pudieron ser graves y poner en riesgo su estabilidad, por lo cual deben ser cuantificados y sancionar a quienes resulten responsables.

"(La instalación de la imagen) debilita el espacio porque desmontaron; la vegetación sirve de protección para que no se erosione, es una capa protectora y cuando ésta se retira, las condiciones climáticas como lluvia o viento van erosionando el elemento y con este peso de la estatua eso va a tener a la larga implicaciones estructurales en el edificio, con la erosión, deslave y el subir y bajar de la gente, eso va a traer consecuencias graves a la estructura; corre el riesgo de caerse".

El pasado 18 de junio el ex candidato a la alcaldía de Tierra Blanca, Manuel Dimas Cristóbal, acudió junto con seguidores a este sitio que no contaba con resguardo policiaco y con todo y camioneta lograron subir la estatua hasta el mon-tículo, en donde la instalaron.

La arqueóloga, especialista en arquitectura del sur de Veracruz, señaló que con la instalación se pierde información importante sobre arquitectura, incluso evidencias sobre algún desplante de un templo o restos en la superficie o debajo de la pirámide, que por su superficie se trata de un lugar en el que posiblemente había una ciudad.

"Se pierde esa evidencia y también puede perderse (el conocimiento de) si tuviera posibles escalinatas como los restos en La Joya, en el centro de Veracruz, pues la arquitectura de tierra era similar o igual a los que tienen escalinatas".

Señaló que en el sitio no había ningún trabajo de restauración o de investigación, y que por ello es necesario que se tenga vigilancia no solo por parte del Ayuntamiento sino también de quien sea custodio de este lugar, así como de los pobladores: "La ley establece que los municipios coadyuvan en la protección y salvaguarda de los patrimonios y tienen la obligación de hacer esta parte de protección (...) hay que resarcir el daño, los responsables deben resarcir el daño tras una audiencia con el INAH porque de algún modo ese trabajo ya afectó y dañó este vestigio".

Cabe destacar que tras darse a conocer la instalación de esta estatua el director del Centro INAH en Veracruz, José Manuel Bañuelos Ledesma, envió un oficio al presidente municipal de Tierra Blanca, Patricio Aguirre Solís, para informarle que no se cuentan con los permisos necesarios para la instalación de la escultura del Cristo Redentor en el sitio.

Además, esto pone en riesgo el patrimonio cultural de la nación, por lo cual pidió que todos los elementos sean retirados ya que son ajenos a la naturaleza arqueológica del sitio.

"A efectos de evitar futuros saqueos le pido su apoyo institucional con el objetivo de que sea brindada seguridad con elementos de la Policía Municipal a su digno cargo", señala en el oficio.

La ley federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas Artísticos e Históricos determina que es el INAH quien otorga las autorizaciones para efectuar obras de restauración, conservación, remodelación en monumentos históricos y en predios colindantes a monumentos históricos y arqueológicos, así como para suspenderlas cuando no se cuente con la autorización respectiva.