Política

Cede Ayuntamiento de Orizaba a las presiones; se reanudarán actividades

julio 02, 2020

El Comité de Protección Civil (PC) del municipio de Orizaba cedió a las presiones del empresariado en medio del mayor incremento en contagios de Covid-19 de los pasados 30 días. A partir de este día, un gran número de actividades se reanudan con algunas limitaciones, correspondientes sobre todo al número de personas que puedan atender, que se reducirá a la mitad durante la duración de la pandemia. El centro de la ciudad quedó abierto al libre tránsito de peatones y vehículos, parcialmente, calles y avenidas; las labores en restaurantes, cafeterías y centros deportivos, igual se reanudan, "aunque con restricciones".

Las presiones económicas del sector comercial al final doblaron a los integrantes del comité de PC, quienes este miércoles, flexibilizaron las medidas sanitarias, impuestas desde hace tres meses y se dio inicio a la llamada Nueva Normalidad. En entrevista, el alcalde, Igor Rojí, defendió el manejo que su administración le dio a la pandemia: "somos ejemplo, ahí están los resultados y el comparativo que podemos hacer con algunas otras ciudades para saber si ha servido o no ha servido todo lo que hemos hecho".

Igual, prosigue, "tenemos que enfrentar una nueva realidad: la Nueva Normalidad. Hoy los meseros están aquí afuera, en protesta, esperando poder trabajar, la gente de muchos negocios, salones de fiesta, los gimnasios, los casinos, están esperando poder tener algo de ingreso ya que llevamos prácticamente tres meses con una crisis económica como nunca se había vivido".

No obstante, reconoce que la ciudad está inmersa en una vorágine de contagios, como ciudad estamos en semáforo rojo, el estado está en semáforo naranja, pero hay otros municipios conurbados que están en semáforo naranja y "nosotros convivimos muchísimo con ellos", finalizó.

"Tenemos hambre": 
cantineros y meseros

Propietarios de bares y cantinas, salones sociales, banquetes y meseros, protestaron en las afueras del Palacio Municipal de Orizaba, solicitando la inmediata apertura de sus establecimientos a 106 días de confinamiento por el Covid-19.

"La pandemia ya casi se extiende a cuatro meses, ya no soportamos esto, ya se acabaron todos los recursos, todos los ahorros, nosotros como meseros independientes estuvimos trabajando aquí en Orizaba y el presidente nos sacó del municipio, nos mandó las patrullas; no es justo, porque yo creo que a él no le está afectando esto", dijo un representante de los meseros.

Señaló que la ciudadanía en general sí los ha estado apoyando, pero el ayuntamiento no los deja trabajar y tampoco los apoya; incluso dijeron que hicieron un centro de acopio y una venta de antojitos, y el ayuntamiento no se los permitió.

"Ya estamos hartos, aquí estamos bares y cantinas, banquetes y meseros, todos tenemos hambre, ya todos queremos trabajar, no es justo, exigimos que salgan las autoridades y que nos den una respuesta porque ya no aguantamos más, no sabemos qué pueda pasar el día de mañana pero ya estamos hartos de todo esto", mencionaron.

Representantes de banquetes, manifestaron que para subsistir iniciaron con una venta de comida a cantidades pequeñas, pero el ayuntamiento también les cerró con el argumento de que son foco de infección, a pesar de que sólo preparaban comida para llevar.

Por su parte, los trabajadores de bares y cantinas señalaron que de manera diaria sobreviven pidiendo prestado o regalado, ya que si bien son apoyados con una despensa por parte de los ayuntamientos de Río Blanco, Nogales, Mendoza y Orizaba, no les alcanza para sobrevivir.

Los inconformes, quienes arribaron desde las 9:30 h de este miércoles al Palacio de Orizaba, pidieron el apoyo al presidente municipal para que ya los dejen trabajar con medidas sanitarias pertinentes: "Sabemos que existen ciertas medidas de sanidad que se tienen que cumplir, hay compañeros que ya tienen su constancia del IMSS y el curso para un retorno seguro al trabajo ante el Covid-19. Sabemos que la pandemia es algo que rebasó al mundo, pero también hay otra pandemia que es la necesidad de alimentación para las familias", manifestó la representante de los salones, Norma Trinidad Vázquez Flores. Agregó que lo único que solicitan es que las autoridades los escuchen, los atiendan y les den una solución.

"Que el alcalde vea que una despensa no resuelve, que hay que pagar luz, teléfono, necesidades que se tienen que cubrir. En el caso de los salones se pagó la anuencia municipal, los permisos y lo que establece el ayuntamiento y su Código Hacendario, pero no tenemos el trabajo para que los compañeros puedan llevar el sustento a sus casas".

Supervisan Hospital 
General de Cardel

La titular de la Oficina de Representación en Veracruz Norte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), María de Lourdes Carranza Bernal, visitó el Hospital General de Zona con Medicina Familiar (HGZ/MF) No. 36, en la ciudad de Cardel.

Recorrió los servicios médicos que tienen la tarea de atender a los pacientes afectados por Covid-19, así como las áreas que dan continuidad a la atención de los programas prioritarios.: "El IMSS ha implementado estrategias para atender a los pacientes, de acuerdo a los protocolos del Plan Estratégico ante la emergencia sanitaria por Covid-19, lo que ha permitido otorgar atención de manera oportuna y con calidad a la derechohabiencia", expresó.

Entre las áreas visitadas se encuentran: la ruta crítica para pacientes sospechosos y confirmados de Covid-19, el filtro y los módulos respiratorios en la unidad médica, y el área de triaje Covid-19, en donde verificó la atención e inspeccionó las adecuaciones realizadas para atender los procedimientos. En el HGZ/MF No 36 se realizan 950 estudios de laboratorio, 475 consulta de medicina familiar, 126 consultas de especialidades, 94 estudios de rayos X, se atienden 80 urgencias, 30 sesiones de medicina física y rehabilitación, 12 consultas de estomatología (dental), ocho intervenciones quirúrgicas y dos partos, entre otras acciones.