Municipios

Al menos 16 menores han sido asesinadas entre 2019 y 2020, alerta Observatorio UV

junio 30, 2020

En Veracruz, segundo lugar en feminicidios en el país, al menos 16 niñas y adolescentes han sido asesinadas durante 2019 y lo que va del 2020, según el Observatorio Universitario de Violencias contra las Mujeres de la Universidad Veracruzana (UV).

En enero del 2019 Ana Karen de 16 años fue asesinada, su cuerpo fue encobijado y abandonado en una cuartería en Orizaba. En octubre, Patricia de 15 años salió de su casa, iba a su entrenamiento pero nunca regresó, su cuerpo fue hallado en bolsas negras en una colonia de Las Choapas.

En noviembre del 2018, Amiyacci desapareció en la comunidad de Mafafas, municipio de Tepetlán, su cuerpo fue encontrado cinco días después, estaba en un costal al lado de una laguna. Un mes después, en diciembre, Florencia de 12 años fue abusada sexualmente y apuñalada por su agresor en Zozocolco, no sobrevivió a las heridas.

En marzo de este año una adolescente de 16 años embarazada fue asesinada a balazos mientras caminaba rumbo a su casa en el Puerto de Veracruz.

Los datos de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) revelan que en México una de cada 10 víctimas de feminicidio es niñas o adolescentes menor de 17 años.

En los últimos años, 2018 y 2019, en México se cometieron mil 867 feminicidios, 186 fueron en contra de menores de edad. De un año a otro, el feminicidio se incrementó 9 por ciento., según las cifras del Secretariado de Seguridad Pública (SESNSP).

A punto de cerrar refugio para víctimas de violencia en Orizaba

Después de brindar atención a mujeres víctimas de violencia por más de 15 años, el Refugio Cihuatlahtolli está a punto de cerrar sus puertas debido a la falta de recursos. La directora de este organismo, Maricruz Jaimes García, dijo que en lo que va de este mes seis mujeres solicitaron refugio debido a la violencia en sus hogares, lo que pone en riesgo sus vidas, pero ante la incapacidad económica se les negó el apoyo.

"Ante la falta de recursos lo más probable es que tengamos que cerrar como refugio y no seguir trabajando, hemos estado haciendo grandes esfuerzos para sostenerlo porque tenemos mujeres refugiadas; la pandemia nos agarró con tres y consideramos que lo mejor es que ellas permanecieran hasta que se levantara el confinamiento para posteriormente puedan seguir su vida y trabajar", detalló.

Jaimes García puntualizó que la estancia promedio para las mujeres y sus hijos es de tres meses como mínimo, pero debido a que los procesos jurídicos duran mayor tiempo, las protegidas permanecen el tiempo que sea necesario, inclusive hasta llegar a su término, garantizando con ello su seguridad.

Cabe destacar que una vez que se regrese a la Nueva Normalidad, las tres refugiadas y sus hijos deberán comenzar su nueva vida.