Política

AMIC denuncia corrupción y mal uso de recursos en SCT Veracruz

junio 30, 2020

Integrantes de la Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción Veracruz (AMIC) señalaron que en la actual administración de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) abunda la corrupción a cargo de Adalberto Vega Regalado, quien supuestamente pide moches de hasta el 20 por ciento por cada obra pública, y además se beneficia con licitaciones a empresas foráneas. En conferencia de prensa solicitaron la intervención de las oficinas centrales de la SCT para que realice las investigaciones necesarias y se proceda legalmente.

El presidente de la Confederación de Industriales y Constructores del Estado de Veracruz, Marcos Salas Contreras, denunció que el director del Centro de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte en Veracruz, Adalberto Vega Regalado, comete actos de corrupción y pide moches de hasta el 20 por ciento de la obra pública.

La dirección general del Centro SCT Veracruz ha beneficiado a las empresas foráneas sin tomar en cuenta a las locales que tienen capacitad y que cumplen con los requisitos exigidos, afirmaron los empresarios de la construcción.

Salas Contreras agregó que existe desconfianza, inconformidad en el manejo y revisión de licitaciones arbitrarias y personalizadas, además que hay obras pagadas que no han sido ejecutadas. De los moches , dijo que cuando son amigos los empresarios Vega Regalado pide el 15 por ciento del monto total de la obra, mientras que si el empresario no es su amigo le pide hasta el 20 por ciento del total de la obra, por eso se está denunciando la corrupción que existe en el Centro SCT.

"Ellos son dueños de las empresas"

En conferencia de prensa los integrantes de la Confederación de Industriales y Constructores del Estado de Veracruz, Marcos Salas, Fernando González y Johnny Archer Rodríguez, señalaron que en Veracruz no hay obra pública porque Elio Hernández no tiene conocimiento en el ramo.

Acusaron que Adalberto Vega en los últimos dos años ha asignado las obras de Veracruz a empresas de Nuevo León con "sus amigos, y testaferros", con quienes creó constructoras.

"Los funcionarios de la SCT han ido más allá de lo que cualquier funcionario podría hacer, hoy han logrado sus propias constructoras con testaferros, que son las que siempre ganan. Ellos buscan un prestanombres, arman su constructora, ellos mismos se dan la obra, ellos mismos se revisan, se contratan y se pagan, eso ha venido a dar al traste".

Acusaron que Fuerza de Ingeniería Rasante de México, S.A. de C.V. es una de las empresas beneficiadas por la dirección del Centro SCT, y así como esta firma, hay 15 más a las que se les asignan obras con presupuesto del gobierno federal. "Una empresa que nace bajo ese esquema es Fuerza Rasante en la SCT, y así hay un bloque de 10 o 15 empresas con las que juegan todo el tiempo, vemos todo el año la asignación de obras o concursadas, ellos siempre ganan".