Sociedad y Justicia

Comunidad LGBTTTI continúa luchando por seguridad social y una vida libre de violencia

junio 29, 2020

Xalapa, Ver.- La comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti, Intersexual (LGBTTTI) se enfrenta día a día a la discriminación por la sociedad, los medios de comunicación, y los poderes Judicial, Legislativo y Ejecutivo, que se niegan modificar y ejecutar leyes para darles la oportunidad de laborar y tener derechos al Seguro Social, Infonavit, y legalizar la unión, señaló la mujer transgénero xalapeña, Janni Jiménez Alarcón.

En el Día Mundial de la Diversidad Sexual, la población LGBTTTI realizó una manifestación de manera pacífica en las escalinatas de la catedral metropolitana, donde ondearon banderas color arcoíris.

En entrevista, una de las integrantes de la manifestación, Janni Jiménez, refirió que en su experiencia ha vivido la violencia laboral y a causa de una modificación en las leyes, ella y su pareja no han podido conseguir que el Infonavit les otorgue un crédito para la adquisición de una vivienda.

"He vivido violencia, hace falta una evolución legislativa para poder vivir en armonía, tener el uso y goce de derechos, de un tiempo para acá he vivido casada, y mi matrimonio por ser una mujer transgénero y estar casada con un hombre heterosexual me hace vivir discriminada y no alcanzar una vivienda", expuso.

Invitó a los medios de comunicación y al pueblo en general a respetar a la comunidad LGBTTTI, y que al elaborar notas periodísticas se refieran con respeto hacia su persona.

"Se nos adjudica por una genitalidad, no por nuestro estilo de vida, identidad de género. Amanecemos muertas y dicen: murió hombre vestido de mujer. Cuando se puede decir: fue una mujer transgénero brutalmente asesinada".

Explicó que hace un año sufrió discriminación en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) cuando ahí laboraba, porque en una solicitud de transparencia preguntaron cuántas personas laboraban, y el organismo respondió que solo dos.

"Dijeron que dos, y en realidad trabajábamos tres, a mí no me tomaron en cuenta, me sentí excluida, y esa fue la razón por la cual me tuve que salir, por supuesto que no creo en las dependencias. Yo fui detenida por la Secretaría de Marina (Semar), y no me han dicho qué garantía constitucional me violaron", refirió.

Además, el 6 de febrero del presente año recibió una golpiza por parte de un varón atrás de Plaza Crystal, y acudió a denunciar ante la Fiscalía General del Estado (FGE) pero no le tomaron en cuenta.

"Me regresé golpeada, sin atención, a pesar de mi cambio de género no me tomaron en cuenta, de alguna forma me atendieron a la tercer golpiza, tengo tres atentados de muerte, voy a denunciar y no hacen caso, sufro violencia, la ejercen personas diversas".