Política

Hay más violencia dentro de la familia: Helkyn Enríquez

junio 28, 2020

Orizaba, Ver.- El vocero de la Diócesis de Orizaba, Helkyn Enríquez Báez, advierte que las agresiones contra mujeres en Veracruz aumentaron en el confinamiento provocado por la pandemia de Covid-19. Además, expresó su rechazo a linchar a presuntos delincuentes.

En rueda de prensa, el prelado primero habló de las condiciones de violencia que hay contra las mujeres: "Es cierto que en ciertas circunstancias la población puede manifestar el hartazgo, el cansancio, ante la pasividad de las autoridades para protegerlos y también para establecer medidas de combate a la delincuencia, pero eso nunca va a justificar la justicia por propia mano porque el que actúa así puede cometer otra injusticia, es decir, puede haber una confusión: puede ser que se ejecute a un inocente, puede ser que se preste a una acusación falsa, y también a una, digamos, condena desproporcionada".

"No es bueno que las poblaciones actúen por propia mano nunca; para eso están las autoridades porque también, si alguien quiere ejecutar justicia por propia mano, si las comunidades van a ejecutar sentencias, entonces se produce la anarquía: el desconocimiento de la autoridad, el desconocimiento del poder judicial que para eso ha sido establecido; más bien, como población, se debe de exigir a las autoridades (que) tienen a cargo la seguridad social y (la seguridad) de las comunidades que actúen, que implementen estrategias para proteger a todas las personas y evitar la comisión de delitos, y también (evitar) el que se actúe de este modo, justicia por mano de las comunidades, sin tomar en cuenta a la autoridad competente".

"Una manifestación contra la violencia es preocupante porque expone la vulnerabilidad a la que estamos sometidos como población; si con todo un blindaje hay víctimas y fallecidos, incluso inocentes, pues podemos así considerar cómo nos sentimos como población, vulnerables, ante la delincuencia organizada; por otro lado es un termómetro de la descomposición social y de la necesidad que se tiene de una estrategia que ayude a pacificar nuestro país y a combatir el flagelo de la violencia que tanto hace sufrir".

Sobre la Comisión Nacional para Prevenir la Violencia contra las mujeres, señala: "Es un instituto esencial, sobre todo en estos tiempos (en los que) por el confinamiento se está incrementando la violencia en los hogares, que sufren también las mujeres. Entonces se requiere fortalecer este tipo de organismos que no fueron creados de manera gratuita sino que se requieren verdaderamente para atender situaciones de un sector vulnerable que ahora pues con mayor razón tiene que ser protegido; el hecho de que vayan renunciando varias mujeres tampoco es un buen signo puesto que habla, o del descontento que se tiene, o el desacuerdo con los criterios que norman ahora".

Recordó también: "El derecho a la manifestación, forma parte de los Derechos Humanos y entonces cualquier grupo u organización puede asumir este derecho para manifestarse, especialmente contra una realidad como la que vemos de la violencia que sí existe y que en estado de confinamiento se agrava puesto que la convivencia continua puede hacer no solamente que se genere estrés en las personas, sino que ante los problemas económicos la falta de sustento empieza a hacer mella".

Hizo hincapié en la violencia intrafamiliar: "Actualmente (puede manifestarse contra) todos los que pueden integrar una familia, pudiera haber violencia incluso contra los adultos mayores, porque algunos se impacientan y los maltratan, hay violencia contra niños, contra las mujeres, es decir el estado de confinamiento sí puede agravar mientras que unos lo resuelven bien y lo asumen como parte de la vivencia historia que tenemos como humanidad (…) Hay otras personas que por las circunstancias de psicología, temperamento y de circunstancias económicas, por falta de trabajo, se están dando situaciones de violencia, que en algunos casos tienen toques dramáticos porque se llega a excesos que sufren especialmente las personas más vulnerables".

Por ello, dice: "Es importante siempre el exigir un alto a la violencia y fortalecer los institutos o medidas que prevengan la violencia o que buscan erradicarla".