Política

Se han cometido 2 atentados contra titulares de Seguridad Pública en 10 años en el estado

junio 27, 2020

En Veracruz, una entidad que ha tenido un ambiente violento la última década, se han registrado incidentes contra algunos titulares de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

El general Sergio López Esquer fue titular de la SSP durante los primeros meses del gobierno del hoy preso Javier Duarte, y fue el ex gobernador quien desmintiera un presunto atentado en contra del militar en junio del 2011.

Sin embargo, un mando de la Secretaría de Marina (Semar) en la zona, Manuel Gamboa Carvallo, confirmó que López Esquer sí era el blanco del ataque armado realizado esa noche en la carretera federal a la altura de Villarín, en la que hubo tres presuntos delincuentes abatidos de acuerdo con los informes de la SSP.

Minutos más tarde del primer ataque otro comando armado se dirigió al domicilio del general, en donde también habrían realizado otro ataque fallido.

El 3 de julio, apenas unos días después de los hechos López Esquer renunció al cargo.

También el ex secretario durante el gobierno de Miguel Ángel Yunes, Jaime Téllez Marié, recibió amenazas directas a través de mensajes anónimos dejados por grupos del crimen organizado.

En junio del 2017 estos mensajes fueron dejados junto a bolsas con restos humanos, justo afuera del edificio en donde se encontraba el despacho jurídico del entonces funcionario.

Atribuye jefe de Policía de CDMX ataque al CJNG

El jefe de la Policía, Omar García Harfuch, atribuyó el atentado en su contra al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

El titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana indicó que tiene tres impactos de bala y lamentó la muerte de dos elementos de la corporación.

"Esta mañana fuimos cobardemente atacados por el CJNG, dos compañeros y amigos míos perdieron la vida, tengo tres impactos de bala y varias esquirlas", expresó a través de Twitter.

Harfuch aseguró que seguirá trabajando para hacer frente a la delincuencia.

"Nuestra nación tiene que continuar haciéndole frente a la cobarde delincuencia organizada. Continuaremos trabajando".

Además de los dos policías muertos, falleció una mujer llamada Gabriela, de 27 años, quien estaba cerca del sitio del ataque en un auto con su esposo, y dos hijas menores de edad.