Política

Fuerzas policiacas, entre carencia de equipo básico, pago de cuota y abuso de autoridad

junio 27, 2020

En Veracruz, los policías han tenido que pagar de su dinero el equipo de protección como chalecos antibalas y botas de trabajo ante la precariedad y la falta de insumos en las corporaciones del estado.

De acuerdo con la encuesta "¿Qué piensa la Policía?", elaborada por la organización Causa en Común, en Veracruz el 84 por ciento de los policías reportaron que han tenido que pagar de su dinero equipo de trabajo como botas y el 50 por ciento ha tenido que comprar por cuenta propia los chalecos antibalas.

La encuesta que planteaba 68 preguntas fue realizada entre mayo a noviembre del 2019, entre 4 mil 422 policías de 28 entidades del país.

"El uniforme que nos dan es de muy mala calidad, sudamos mucho y nos agarramos infecciones", señaló uno de los 4 mil 422 policías encuestados a nivel nacional.

El reporte advierte que no existe un modelo para el desarrollo de las policías del país y la mayoría de las corporaciones subsisten en condiciones precarias.

"Si queremos que nuestras policías sean eficaces, debemos ofrecerles buenos sueldos y prestaciones, infraestructura y equipamiento adecuados, y capacitación a la altura de su responsabilidad".

El informe detalla que en Veracruz el salario promedio es de entre 12 mil a 14 mil pesos mensuales, lo cual está por encima del promedio nacional de 11 mil 787 pesos.

En cambio Baja California es el estado con los sueldos más altos para policías con 18 mil 201 pesos, y el más bajo es Oaxaca con 7 mil 346 pesos mensuales.

A nivel nacional el 12 por ciento de los policías aceptaron que deben pagar cuotas a sus superiores y que las razones para hacerlo son principalmente lograr tener una patrulla, no recibir castigos, evitar cambios de adscripción, obtener un ascenso y hasta reducir su jornada laboral.

Aun así, el costo a pagar en algunas ocasiones es alto, como revelan algunos elementos: "Nuestros mandos nos piden tener relaciones con ellos y si no lo haces te traen de encargo y te molestan hasta que renuncies".

Esto ha llevado a que muchos tengan que hacer tareas para las cuales no han sido contratados, pues el 29 por ciento de los elementos reportan que reciben órdenes para realizar encargos personales que no forman parte de sus responsabilidades, el 11 por ciento ha realizado trabajos de mantenimiento.

Incluso, el 5 por ciento aceptó que ha tenido que votar por algún político, el 4 por ciento ha sido enviado como "acarreado" a un mitin y el 3 por ciento aceptó hacer tortura a un detenido.

Pese a las precarias condiciones laborales, más del 60 por ciento de los policías jamás ha recibido un ascenso o estímulo, aunque el 24 por ciento de los policías trabaja en turnos de 24 por 24 horas, y sólo el 8 por ciento cumple jornadas de ocho horas diarias.

En cuanto a prestaciones, el 92 por ciento señaló que recibe aguinaldo, 76 por ciento tiene seguro de vida, el 61 por ciento seguridad social, pero el 20 por ciento cuenta con seguro de gastos médicos mayores, a pesar de tener una actividad de riesgo y el 29 por ciento cuenta con apoyo para gastos funerarios.

"No hay seguro de vida para las familias del policía que queda en invalidez o fallezca; de la misma manera las prestaciones son bajas", comentó uno de ellos.