Sociedad y Justicia

Alerta ONG sobre infracciones a leyes de accesibilidad en carretera

junio 26, 2020

Poza Rica, Ver.- La obra carretera de construcción del bulevar Adolfo López Mateos en la carretera Poza Rica-Coatzintla incumple con los lineamientos de la ley de accesibilidad para personas con discapacidad. La mala ejecución del proyecto ha dejado rampas para discapacitados con una altura que deja en evidencia la simulación de inclusión por parte de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (SIOP).

Con más de un año en ejecución la rehabilitación de dicha carretera y construcción del bulevar no ha sido concluida, pero ya presenta señalamientos sobre su mala planeación y ejecución.

Fundación "Danitos", promotora de la inclusión y respeto a los derechos de personas con discapacidad, realizó un llamado público al gobernador Cuitláhuac García Jiménez para que a su vez llame a cuentas a la SIOP y se revisen de manera inmediata los accesos (rampas y pasos peatonales) de acuerdo con la Ley de Obra Pública y la Ley General para la Inclusión de Personas con Discapacidad.

Las rampas incumplen con lineamientos de accesibilidad, por lo que resultan, ya inútiles, ya un riesgo para personas con alguna discapacidad motriz.

"Danitos" señala que también se publicó en la Gaceta Oficial del Estado de Veracruz una Ley de Accesibilidad para Personas con Discapacidad, la cual exige el diseño y construcción de edificaciones necesarias para aquellas personas que tienen una movilidad limitada, así como una señalización táctil y visual, con el símbolo internacional de discapacidad, identificando los sitios específicos, como agendas telefónicas, sanitarios accesibles, elevadores, planos de localización, escaleras o rampas.

Además, los espacios destinados a la recreación deben tener rutas accesibles, de modo que se facilite la movilidad de las personas con discapacidad motora, para que utilicen los parques públicos y transiten sin ningún problema en todo el país.

También los pasos peatonales para personas con discapacidad visual resultan un riesgo para ciudadanos, pues en diferentes tramos se pudo constatar que estos están obstruidos por unidades particulares que obligan a las personas con ceguera a detener su tránsito o bajar de la banqueta para continuar arriesgándose a ser arrollado por los vehículos que circulan en dicha vía.

La obra se anunció con una inversión de más de 20 millones de pesos y su diseño inclusivo ha sido uno de los puntos más destacables por algunos funcionarios como el subsecretario de la SIOP, Fernando Elías Guevara, sin embargo, en la realidad, la inclusión está alejada de este proyecto, señalan representantes de la Fundación.