Política

Herencia pirata

junio 23, 2020

Diariamente, el respetable se enfrenta a los noticieros y medios informativos donde se ventilan con precisión variable los temas de interés público. Diariamente, se entera también de la aterradora dimensión del desmantelamiento del Estado ocurrido en las oscuras décadas del neoliberalismo. La depauperación de los salarios y la pasmosa precarización del trabajo llevaron a aceptar el peligro de la vida enfrentada al Estado, no por razones políticas, sino narco-comerciales.

Como sucedió en las costas somalíes, la miseria condujo a la piratería que de diciembre a la fecha ha asaltado 19 embarcaciones. La oleada marítimo-delincuencial habría empezado desde noviembre del año pasado cuando el barco italiano Rema fue atacado frente a las costas de Campeche por ocho piratas a bordo de dos lanchas pequeñas. Robaron a la tripulación y dispararon a un tripulante.

Para entonces, la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF) ya había reportado 16 asaltos mensuales a los buques mercantes en la franja marítima de embarque de los tres estados mencionados.

El promedio mensual de robos a buques en 2018 fue de 144 casos, mientras en 2017 fue solo de 48 incidentes al mes. Durante el año pasado se cometieron al menos 167 ataques sin un solo detenido.

Entre 2017 y 2018 los asaltos piratas se triplicaron, lo que hizo que se emitiera una alerta internacional. Los piratas lo mismo asaltan a tripulaciones comerciales que al personal de las plataformas petroleras.

Es escandaloso. Las condiciones en las que la cáfila de sátrapas del régimen anterior dejaron al Estado mexicano es, criminal. Sin son juzgados debieran serlo no sólo por corrupción sino por traición a la patria.