Política

Cinco mujeres desaparecidas en apenas cuatro días: CEBV

junio 22, 2020

La Comisión Estatal de Búsqueda en Veracruz (CEBV) reportó la desaparición de cinco mujeres, entre ellas una adolescente, del 15 al 19 de junio. Selena Morales Sandria, de 24 años de edad, desapareció el 15 de junio en Martínez de la Torre; según sus familiares, estaba acompañada de sus dos hijos. Ella mide 1.60 metros, es de ojos negros, morena clara, cabello negro, lacio y largo a la altura de media espalda, como seña particular tiene una cicatriz en el empeine del pie izquierdo.

Ángela Ivette Pablo Carrillo, de 33 años, desapareció el 17 de junio en Pueblo Viejo; tiene labios gruesos frente amplía y cejas delgadas. Azul Gabriela Méndez Reyes, de 13 años de edad, desapareció el 19 de junio en el municipio de Cuitláhuac. Ese mismo día desapareció en Ixcatepec, Meleny Celestino Porras, de 25 años de edad; tiene una cicatriz debajo de la boca y un tatuaje en el tobillo izquierdo. También desapareció en Orizaba, Teresa Morales Muñoz, de 39 años; como seña particular tiene manchas de nacimiento en la muñeca izquierda.

Cualquier información sobre sus paraderos puede ser reportada al número de emergencias 911 o al 2283 19 3187 de la Comisión Estatal de Búsqueda, ya que se considera que pudieran estar en riesgo al ser víctimas de algún ilícito.

Siete años de impunidad en desaparición de comandante

Norma Luisa Pineda Medina, hermana del comandante de Tránsito Estatal Luis Damián Pineda Medina, desaparecido el 12 de junio de 2013 cuando salió de su trabajo, reprochó que suman siete años impunidad para localizar a su familiar, "desaparecieron su expediente y todo se paró".

Damián Pineda desapareció en compañía de la oficial de tránsito Nayeli Castillo Cuevas, a la fecha, se desconoce el paradero de ambos. "Llevamos siete años obteniendo nada, durante la administración de Amadeo Flores Espinosa –ex procurador de justicia de Javier Duarte de Ochoa– se perdió el expediente por órdenes de arriba".

La desaparición de Damián quedó asentada en la carpeta de investigación 171/2013/III adscrita al Ministerio Público Investigador en Delitos Diversos de la Unidad Integral de Procuración de Justicia. Señaló que durante la administración del gobernador Cuitláhuac García Jiménez la carpeta de investigación "apareció". "Yo he ido y se han dado un poco de seguimiento, se volvieron hacer los estudios de ADN y me han atendido, no con éxito, porque esto así es, un proceso largo".

Refirió que su única petición es es que sea localizado, "pues vivo o muerto, pero que lo encuentren. Yo no pido que busquen quién fue –responsable de la desaparición–, sólo que lo encuentren", insistió. Destacó que tras su desaparición se interpuso una denuncia en contra del director de Tránsito del Estado, en aquel entonces, Roberto López Santoyo, "no le hicieron nada, las veces que lo citaron no fue, todo fue un complot, ese desgraciado acabó y se fue".

"Se presume que Santoyo tenía compadrazgo con Arturo Bermúdez –ex titular de Seguridad Publica de Veracruz– entonces la verdad eso se paró, desaparecieron el expediente de mi hermano". Narró que el día de la desaparición de su hermano, testigos afirmaron que había una camioneta oficial con policías que se percataron cuando Damián Pineda fue levantando en la zona de Coapexpan. "Ellos fueron testigos y ellos ayudaron, pero bueno, todo eso nos lo voltearon, nosotros en su momento teníamos todas las pruebas y nunca nos hicieron caso".

Lamentó que tras la denuncia todo se basó en citas ante el Ministerio Público y con el procurador, en ese entonces, el priísta Amadeo Flores Espinosa, "sí me atendían, pero en realidad nunca se hizo nada. Esa administración nunca nos ayudó y nos dijeron que el expediente había desaparecido y que ya no le moviéramos".

Explicó que ante esa advertencia tuvo que suspender la búsqueda de su hermano, "no me puedo poner a las patadas con Sansón, y pues tiempo al tiempo, ya no he dejado de insistir y nunca pierdo la esperanza".

Celebró que actualmente se está dando seguimiento al número de carpeta y ahora lo que corresponde es continuar presionando para que el gobierno apoye más esta área de personas desaparecidas. En ese sentido, dijo no temer algún tipo de represalia por buscar a su hermano, "ahorita lo único que queremos es que lo busquen y lo encuentren, no pedimos buscar quien es el responsable- pues menos nos van hacer caso, sólo queremos apoyo para seguir buscando".

Explicó qué hay una base de datos actualizada en la FGE con pruebas de ADN, "si el gobierno quiere y trabaja al cien, muchos de nosotros podemos encontrar a nuestros familiares. Yo quisiera encontrarlo vivo, pero también hay que ser realistas, puede que ya no, pero aunque sea los restos, yo con eso me conformo, la esperanza muere al último".

En Veracruz, las estimaciones oficiales rondan los 4 mil 200 desaparecidos en los últimos 10 años, la mayoría de ellas registradas durante la administración del priista Javier Duarte de Ochoa y la gestión de Arturo Bermúdez Zurita al frente de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Bermúdez Zurita fue acusado por desaparición forzada e internado en el penal regional de Pacho Viejo, acompañado de una treintena de policías de Fuerza Civil y el director de esta área, Roberto González Meza, quienes según las indagatorias, están ligados a desapariciones sistemáticas de al menos quince personas, hombres, mujeres y adolescentes.

Familiares de desaparecidos aseguran que con el recorte presupuestal los recursos de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), éstos sería exclusivo para los sueldos de quienes la integran, por lo que las búsquedas quedarían descartadas.

"¿Qué caso tiene que exista una CEAV así? se formó para apoyar a las víctimas y no a funcionarios que los mueven de un lado a otro y ocupan cargos dentro de la CEAV, ya no va a ser para las víctimas, sino para darle trabajo a compadres, amigos y otros funcionarios", reprocharon los colectivos. Las familias coinciden en no buscar culpables, pero si a sus desaparecidos.

Urge identificar cuerpos sepultados en panteones

En el panteón municipal Palo Verde, hay 182 cuerpos en la fosa común, que fueron depositados sin los protocolos de inhumación en la administración del ex gobernador Javier Duarte de Ochoa, y lo mismo ocurrió en otros cementerios de la entidad veracruzana, que a la fecha siguen sin identificar, porque ni los ex fiscales Luis Ángel Bravo Contreras y Jorge Winckler Ortiz lo hicieron, y tampoco la actual, Verónica Hernández Giadáns, señalaron madres de personas desaparecidas.

Las integrantes de "Familiares Enlace Xalapa" expusieron que se enteraron por los medios de comunicación que en el Parque Natura de Xalapa, encontraron indicios como ropa y objetos, por lo que podría haber fosas clandestinas, pero a ellas ninguna autoridad les ha informado, así que desconocen del tema.

"Si hubiera fosas, si tenemos todo el derecho de ir a las búsquedas en campo, en centros psiquiátricos, en Semefos, pero en el parque Natura, no tenemos la certeza de nada", informó la integrante del Colectivo, Karla Valeria Espinosa. Sin embargo, resaltaron las madres, donde si podría haber personas desaparecidas y podrían encontrarlas, es en las fosas comunes de los panteones municipales, las cuales fueron ocupadas por las ex administraciones de la Dirección de Servicios Periciales para depositar los cuerpos.

Las madres informaron que de haber una reducción al presupuesto de la Comisión de Atención a Víctimas, entonces la búsqueda será más lenta y se complicará encontrar a sus hijos e hijas. Informó que en uno de los panteones municipales de Vega de Alatorre hay cinco cuerpos sin identificar, y aunque desde el año 2014 ha solicitado a la FGE que lleve a cabo la inhumación, no atienden.

"Les hemos dicho a las autoridades que identifiquen los cuerpos que hay en los panteones, porque fue la misma autoridad quien los depositó ahí con base en negligencias, pero pasan y pasan administraciones y más y más cuerpos pero nadie no hacen identificaciones" refirió la madre de familia, Rosa Elena Ladrón de Guevara Alafita.

Rosa Elena busca a su hijo Antonio de Jesús Ladrón de Guevara, desaparecido el 14 de marzo del 2014, en el municipio de Vega de Ala Torre.