Política

Critica vocero de la Iglesia retórica del Presidente López Obrador

junio 21, 2020

Orizaba, Ver.- El vocero de la Diócesis de Orizaba, Helkyn Enríquez Báez, criticó el discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador en sus giras de trabajo, y pide que asuma su obligación, como líder el país, de sumar aún en la adversidad: "El discurso político y el ideológico no abonan a detener el estado de violencia y de fragmentación de nuestro país, discursos que provoquen una mayor agudeza de la separación de los mexicanos. Un verdadero líder social, político y religioso debe de buscar unir aún en la diversidad, no separar ni hacer más hondas las divisiones, creemos que en ese sentido se debe de ser un instrumento de paz, porque ese es el criterio cristiano este mes, debe de ser promotor de la unidad, debe de buscar integrar a todos, ojalá que en estos días que nuestro país necesita unirse, para salir adelante de la crisis económica, de la crisis social en la que vivimos, se promueva un discurso a la unidad donde se manifieste un verdadero líder y donde se manifieste un estado de derecho, evitando cualquier argumento que agudice la discriminación que ya a veces existe en el país".

La probable desaparición del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), tras el desconocimiento que hiciera el presidente López Obrador, sería un error, "creemos que la existencia de ese organismo es una consecuencia de la reforma de los Derechos Humanos que se hizo en la Constitución y aunque como toda institución que debe de ser revisado para verdaderamente cumplir su función".

"El tratar de centralizar todos los organismos de gobierno en unas cuantas personas es una manifestación preocupante de la concentración del poder que es propio verdaderamente de un conservadurismo político. Entonces yo creo que los organismos deben ser revisados, pero eso no implica que se vayan extinguiendo para traspasar el poder a solamente una persona o alguien que concentre todo".

"El dicho de que a los pobres no los secuestran nos parece una declaración desafortunada y que manifiesta un desconocimiento de la realidad social de nuestro país y de nuestras comunidades, puesto que nosotros sabemos que no solamente las personas con posibilidades económicas altas son los que sufren el secuestro y la extorsión; también lo sufren personas que desarrollan actividades modestas, que son pequeños empresarios, que tienen pequeños negocios, algunos comerciantes incluso personas que casi viven al día y que cuando sufren un secuestro exprés o una extorsión han tenido que deshacerse de sus bienes materiales; también las personas en situaciones vulnerables económicamente sufren muchas veces de la violencia y del secuestro, creo que los periodistas y muchos que tenemos trato con las comunidades hemos sido testigos o hemos llegado a conocer de personas que no tienen las posibilidades económicas y han sufrido el secuestro de algunos de sus familiares. Son muchos los que llegan desesperados, llorando, porque a la mejor se han llevado un hijo, una hija y en ese sentido también ellos han sufrido este mal social".