Municipios

Cancelan pagos de tiempos extra para trabajadores de Pemex en Poza Rica

junio 12, 2020

Subdirección de Capital Humano determinó restringir el pago para contener el gasto

La administración de Petróleos Mexicanos (Pemex) determinó cancelar el pago de tiempos extra e insalubres a empleados asignados en áreas identificadas como agotadas o en las que ha disminuido la materia de trabajo, así como administrativos.

A través del oficio SCH-CRLRH-GRRLRHN-5-DPPR-7313-2020, la Subdirección de Capital Humano emitió medidas de "contención del gasto", lo que contempla restricciones a los pagos por concepto de tiempo extra e insalubre.

El documento firmado por José Feliciano Martínez Dávila, jefe de Departamento de Personal Poza Rica, establece que los Departamentos de Personal deberán dar seguimiento al gasto nominal y en caso de identificarse pago de horas extra sin devengarse, para ser utilizados en otras necesidades y formas que contravienen al sentido del concepto, se procederá al deslinde de responsabilidades.

Justifica el hecho de que el tiempo extra e insalubre no forma parte del salario de los trabajadores, por lo que serán observables los pagos recurrentes a los mismos. Sólo se autorizará en casos fortuitos o de fuerza mayor, como son la atención de emergencias o fallas presentadas en la operación diaria, que pongan en riesgo la continuidad de las operaciones o la seguridad de las instalaciones.

Con esta disposición se elimina el pago a trabajadores administrativos de jornada diurna, salvo en los casos que se afecte la operación, además de que se limitará este concepto a los trabajadores de jornada cero y turno diurno ligados a la operación, sin exceder de nueve horas a la semana en tres periodos de tres horas cada uno.

No se autoriza el pago de tiempo extra a trabajadores en plazas identificadas con agotamiento o disminución de materia de trabajo, así como en aquellas jornadas en las que exista relevo.

El pago por concepto de insalubre se apegará a lo establecido en el Contrato Colectivo de Trabajo, por lo que no procederá en áreas fuera de operación de manera temporal o definitiva.

Esta medida no ha sido bien aceptada por la base trabajadora, al considerar que se vulnera la economía de sus familias, pues muchos de ellos dependían de estos pagos para mejorar sus ingresos.

Pemex entregó una planta de aguas que aún no ha pagado

Las empresas asociadas OPCO Soluciones denunciaron que la Planta de Tratamiento de Agua y Tratamiento Químico (PTA) que construyeron para la operación de la planta Agronitrogenados, fue cedida de manera irregular a otra compañía, poniendo en riesgo su operación y los procesos que ellos implementaron.

La empresa OPCO, es una asociación de dos empresas constructoras de Coatzacoalcos que ganaron la licitación para construir y operar una planta de tratamiento agua para procesos industriales específicos, con diferentes calidades.

Con el cambio de administración federal, Pemex, quien tiene la dirección de la empresa Pro Agroindustrias (Antes Agronitrogenados) les incumplió con el pago de 300 millones de pesos, por eso decidieron entregar la planta y dejar a disposición al personal capacitado para operación, pero sin asumir ellos el pago de salarios, mientras se seguía el procedimiento de cobro en los tribunales.

Emmanuel Peña Sánchez, miembro del consejo de administración de OPCO indicó que Pemex entregó la planta a otra empresa, y esta le hizo adaptaciones que no cumplen con las normas oficiales para el tratamiento de aguas.

Expuso que en caso de que la planta productora de fertilizantes entre en operación, con estas modificaciones no se estarán tratando debidamente las aguas residuales de los procesos y se contaminará el Río Coatzacoalcos.

Detalló que Pemex Fertilizantes es la responsable de hacer las modificaciones de operación para bajar costos, pero afectando al medio ambiente y la salud de la población que vive en el municipio.

El empresario indicó que ellos le dieron opciones a esta filial de Pemex mientras se dirimian el pago de la inversión en la planta de tratamiento y la operación de la misma desde 2017 a la fecha de la entrega.

Esta planta de tratamiento se construyó a finales de 2016 con una inversión de 220 millones de pesos y se entregó produciendo en 2017, pero a consecuencia del desabasto de gas, se paró en los primeros meses de 2018, por lo que OPCO Soluciones dejó de recibir 70 millones de pesos por parte de Pro Agroindustria.

Derivado de esto, existe un proceso judicial en agosto de 2019 ante el Juzgado Tercero de Distrito en Materia Civil, bajo el expediente 313/2019, tiempo del cual Pro Agroindustria recibió 33 notificaciones sin dar una respuesta de su negativa de pago.

Para los empresarios, este tipo de situaciones es contrario a lo que ha afirmado el presidente Andrés Manuel López Obrador sobre la certeza a los inversionistas para recuperar su dinero.