Sociedad y Justicia

Covid-19 ha cobrado la vida de 46 elementos del Ejército Mexicano

junio 02, 2020

La infección causada por el nuevo coronavirus SARS Cov-2 ha demostrado ser mucho más letal que la llamada guerra contra el narcotráfico emprendida por el Gobierno Federal desde el 2006, costándole la vida a 46 militares en el activo durante solo dos meses, desde el primer deceso reportado.

De acuerdo con un reporte de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) al que se tuvo acceso, con fecha de 30 de mayo, la infección por coronavirus ha causado la muerte de 46 elementos castrenses, superando la cantidad de muertes por mes registradas en 2010, el año más letal desde que el Ejército salió a las calles a combatir el crimen organizado.

La media anual de decesos en acciones de combate al narcotráfico es de 42.8. En promedio, cada mes 3.6 soldados perdieron la vida en cumplimiento de su misión, en algún evento violento.

En contraste, desde el primer reporte de fallecimiento por Covid-19, el pasado 9 de abril, hasta el 30 de mayo, 23 soldados de todos los rangos, han perdido la vida mensualmente, lo que muestra la letalidad de la infección entre personal militar.

Cabe recordar que a finales de abril de este año se registró un brote masivo de esta enfermedad entre el personal que se encontraba destacamentado en el puesto de control de Querobabi, en el municipio de Opodepe, Sonora. Un mes después perdió la vida el segundo comandante del 73 Batallón de Infantería, de Hermosillo.

Fue el presidente Andrés Manuel López Obrador quien anunció, también en abril, que sería el Ejército quien "curaría al pueblo", en el caso de que el sistema de salud se viera saturado, administrando 31 hospitales del hospitales del Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi).

La Guardia Nacional ha desplegado 4 mil elementos para resguardar las instituciones de salud en todo el país.

La infección no solo ha afectado al personal en activo, especialmente al del servicio de Sanidad Militar, sino que se ha extendido a retirados y derechohabientes. Se estima que la cifra de muertes por la infección supera los 260 casos en general.