Política

Los fifis revolucionarios

mayo 31, 2020

La nueva moda: protestar cómodamente en autos de lujos

La extrema derecha populista al acecho, ahora aparentemente ni racista

ni sectaria, ni clasista, tan sólo "vestidos" de pueblo, se abalanzan

aparentemente con tan sólo el voluntarismo (ambición) y la sed de justicia

(poder), aprovechan cada error de los demócratas, cada debilidad, tanto

de los que están en el poder como los que no están, aprovechan al

máximo su cercanía con los grandes consorcios de comunicación, con los

grupos del poder económico, son los grandes consorcios de comunicación,

son los grupos del poder económico, tuvieron que hacerse personalmente

cargo del asunto, hacer personalmente el trabajo sucio, tienen que

convencer a "la chusma", manipularlos, fundirse con ella, ya no pueden

confiar ni utilizar el entramado de sistemas de partidos, ahora no les

sirven, tienen que crear aparentes fachadas populistas de pueblo, frentes,

bloques, etc., para dar el aire que son de la sociedad civil, que lo que pasa

es un asunto urgente del pueblo, no de la élite que quiere volver a su

México querido y vivir en paz sin que les quiten el sueño que puedan

perder sus fortunas y riquezas.

Inundan las redes de protestas, son especialistas en protestar, y

demandar de todo, si las cifras no cuadran, si habrá más muertos por el

covid19, aunque las estadísticas científicas digan que la mortandad es

menor que incluso algunos países ricos, si no se invierte en energías

"limpias", aunque sean destructivas con el entorno, y dependan de los

componentes de las fósiles (sobre esto hay serios estudios), y desoigan

la respuesta a la crisis global que provocó el coronavirus, de sociedades

desarrolladas como la holandesa, que por cierto ha desarrollado esas

energías "limpias", recomiende que la solución es decrecer, si los zapatos

de Gattel son vergonzosos, etc. En suma, una campaña bien diseñada y

perfectamente ejecutada; nos damos cuenta de ello, porque en cada

grupo virtual que crean, no admiten debate de ideas, el objetivo está bien

trazado, y está en marcha la asonada golpista institucionalizada, sin

proponer nada, absolutamente nada, si alguien se pregunta que proponen

a parte del slogan "que se vaya…", sabrán que no tienen idea de un

proyecto de país y nación alternativo auténticamente democrático, que

sus referentes estás en el pasado, en ese equilibrio pernicioso entre los

intereses privados y los públicos, ahora hasta deslizan perversamente la

idea que Peña Nieto era mejor presidente, que el pasado era mejor,

ocultando, claro está, la idea de la teoría de la historia que dice que somos

el resultado del pasado, que la crisis pública que vive México es el

resultado de esa cultura política de simulación y corrupción, por eso

anulan el pasado, y sólo en el presente encuentran un culpable,

despectivamente o planificadamente ignoran al sistema de partidos, que

como ven ahora han desaparecieron del debate político, porque saben

que no tienen la calidad moral de presentarse y hacer política, y que les

sirvan para representarlos, ¡craso error de los partidos políticos!, y con

aires demócratas protestan de todo; pero sus vestimentas de alta costura,

sus carros de modelos recientes, sus tecnologías de comunicación de

última generación, los delatan, son la élite que puede darse el lujo de

hacer protesta en sus carros, sin despeinarse ni sudar, sin el menor

esfuerzo, porque la mayoría del pueblo mexicano cuando protesta no le

queda más que sus pies, ¡ir a pie!, arremolinarse entre sudor, tierra y

bacterias, ¡estos son pueblo, pero no son pueblo!

El debate de las ideas ahora es cosa del pasado, hace mucho tiempo que

sólo hay una manera de ver la vida ontogenético como filogenética, y esa

visión neoliberal es perversa y peligrosa.

Muchos piensan que escribo estos textos que les estoy dando a conocer

por intereses personales, cosa más lejos de mi realidad, escribo estas

opiniones porque estoy convencido que México debe consolidar la

transición democrática que representa la llegada a la presidencia de la

república de Andrés Manuel López Obrador, que debemos llegar hacia un

sistema político que realmente sea democrático y transparente, que

permita construir otra realidad para cada uno de los mexicanos y

mexicanas, y que creo existen poderosas fuerzas retrogradas y

económicas que caminan en sentido contrario, y ponen en peligro el futuro

de México.

Hoy al ver la cobertura mediática que se les dio a las protestas de los fifís

revolucionarios en sus autos de lujo por varias ciudades del país, me hizo

voltear a la estrategia, que es la misma que la ultraderecha española de

VOX la está ejecutando en varias ciudades españolas. Hasta en eso no se

esforzaron mucho sus correligionarios mexicanos en ser creativos, y la

pusieron en práctica en México perfectamente coordinada y ejecutada, y

como sabemos aquí, como en otras partes, el acto de protesta

revolucionaria espontaneo y altruista no existe, así que seguro, la

protesta fifí está siendo bien financiada para darle esa cobertura nacional.

Además, que las demandas y la coyuntura es la misma, VOX acusa al

gobierno progresista del Sánchez de la izquierda (PSOE-PODEMOS), de

haber enfrentado mal la crisis sanitaria del coronavirus, y de todo lo malo

que pasa en España, y la demanda es la misma ¡Que se vaya Sánchez!,

demasiadas coincidencias, ¿no?

Estamos en una situación límite, y creo que la mayor parte de los actores

sociales y públicos no están haciendo nada, con una sociedad sin

consciencia social, con unos partidos políticos más preocupados en su

financiación, porque no están acostumbrados hacer política con el

convencimiento y por amor a la patria, con una variedad de medios de

información deseando que vuelvan "los buenos tiempos", con líderes

religiosos pertrechados y quejándose que con el aislamiento social las

limosnas disminuyeron drásticamente, con una intelectualidad expectante

y muda, en fin, con un México desacostumbrado a la libertad y a construir

con sus propia mano su historia.

Mayo de 2020