Política

Frenk y Narro; en el cinismo extremo ante la pandemia

mayo 09, 2020

En el cinismo extremo se ve y se observa a dos científicos mexicanos de la medicina que opinan sobre la pandemia que invade al mundo y que cuestionan ahora , los mecanismos que ha puesto en vigor el gobierno mexicano ante esa crisis , cuando en el país no se tiene , ni se ha tenido, un sistema de seguridad de atención médica y medicinal que alcance a toda la población y más aún cuando en su gestión ,en la secretaría de Salud fueron cómplices o complacientes en el mar de corrupción que imperó en los gobiernos donde sirvieron.

Si se tuviera un poco de dignidad y de conciencia social,- Narro Robles y Frenk Mora- tendrían que partir, esos médicos críticos al actual gobierno, en qué condiciones dejaron al sistema de salud nacional en que participaron, pues tal parecería que solo fueron floreros de lujo, por los altos sueldos que se embuchacaron durante su reinado y por venir de gobiernos corruptos se contaminaron, de ahí que su opinión actual, acredita su origen más negro y perverso de que se tiene memoria.

Al poner en duda la cifras que se manejan, en cuanto a las personas fallecidas y a las acreditadas como afectadas, habla mucho de su conducta perniciosa para dejar sentir en la sociedad que el actual gobierno es el mismo del que ellos provienen , lo que resulta, por si mismo, cuestionable, cuando se ha visto la claridad como se manejan ahora los asuntos, en absoluta transparencia y denunciando como estaba cooptado el sistema , aliado perenne de la corrupción e impunidad.

Los gobiernos de Fox, Calderón y Peña Nieto y quienes con ellos colaboraron, no tienden, por mucha que tengan ellos prestigio profesional, la autoridad moral para cuestionar , si su actuación en esos cargos, que más se identifica por la corrupción que por resultados positivos, si como se ha acreditado que dejaron un tiradero en materia de salud y el esfuerzo que tuvo y tiene que hacerse para salir adelante, ante el monstruo que surgió, a resulta de la crisis mundial que se vive, en donde el 1 por ciento tiene todo y el 99 está en la desgracia.

Si el presidente López Obrador no hubiera dispuesto de inmediato desconocer el famoso seguro popular- que ni era seguro y menos popular- la pandemia hubiera creado, como lo está siendo, un grave y serio problema para el país, sin embargo, la atingencia oportuna, abrió el camino para ir luchando contra la pandemia.

Para nadie es desconocido que las medicinas y los hospitales existían pero en el presupuesto, porque en la práctica todo era un auténtico desorden y mucha manipulación , de ahí que no vengan ahora a decirnos que las cifras de muertos por la pandemia y los que están aún vivos no es real y que se está escondiendo la magnitud del conflicto, que se enmascara el problema.

Se quiere denostar al gobierno y exhibirlo que no ha hecho lo adecuado, cuando la misma OMS, que depende la ONU ha reconocido a México, que su actuar ha sido responsable y científicamente lo correcto, porque se alega que no se previo la pandemia cuando se actuó con prudencia extrema para no ahondar los problemas de la población mas desprotegida.

Ahora, se está buscando que la garantía de la salud sea plena en todos los niveles para cumplir con la reforma que se hizo al artículo 4 de la constitución que esperamos que no sea un parapeto como la reforma al artículos 127- que nadie debe ni puede ganar más que el presidente- o bien el 134, que prohíbe el oneroso gasto publicitario para ensalzar la imagen de los funcionarios, y de paso impedir que el país se endrogue y que cuando tal suceda, sea porque se invertirán esos recursos en el mejoramiento del país y no para salvar a los bandidos que quiebran su empresa y luego quiere que la nación les absorba sus deudas, que es lo que se pretende con los empresarios que imploran porque se compre deuda y seguir legándole , a las nuevas generaciones, más miseria.

limacobos@hotmail.com

Twitter@limacobos1