Sociedad y Justicia

Pacientes del Cecan solicitan donaciones para evitar cierre del albergue Zabulón

abril 28, 2020

Pacientes con cáncer pidieron ayuda para que empresarios, ciudadanos, y gobiernos municipal, estatal y federal, apoyen con insumos y recursos que permitan salvar el albergue "Zabulón", ubicado en la colonia Progreso, de esta ciudad.

El albergue costea los gastos con apoyos económicos de los mismos pacientes que vienen de otros municipios a atenderse al Centro Estatal de Cancerología (Cecan) "Dr. Miguel Dorantes Meza".

Por día, en el albergue se quedan a dormir entre 15 y 20 personas todos con padecimientos de cáncer, y ahí desayunan, comen, cenan, se bañan y lavan su ropa.

Una de las encargadas del albergue, María Guadalupe Mondragón Ramírez, informó que les cortaron el servicio de agua potable, y compran pipas de agua con un precio de 700 pesos, pero sólo alcanza para cuatro días.

El albergue fue fundado por René Jesús Gaona Ramírez –hermano de María Guadalupe– hace tres años, porque la mamá padece cáncer, y al ver que muchas personas provenientes de otros municipios no tenían dónde quedarse, decidieron ayudar. "Mi hermano paga una renta de 4 mil pesos para tener esta casa, se ocupa de la luz y el agua, pero nos la cortaron porque no la pagamos, hay meses de renta que tampoco se han pagado".

Este albergue cuenta con aproximadamente 12 camas, una estufa de dos parrillas, una mesa, unos cuantos platos, vasos y cucharas, sábanas, cobijas, pero no hay televisión, libros o algún aparato para escuchar música.

Por su parte, el ciudadano de Córdoba con padecimiento de cáncer, Raymundo López Yépez, informó que hace uso del albergue desde hace tres años y él ha costeado los gastos de consultas, análisis y medicamentos, porque su caso no entró en el programa del gobierno federal de gastos catastróficos. "Vengo tres o cuatro días y me quedo en el albergue para no estar pagando transporte, son 600 pesos de pasajes de ida y vuelta a Córdoba, el albergue es muy necesario para nosotros, no queremos que se cierre, aquí nos quedamos a dormir", indicó el hombre con edad de 58 años.

Expuso que René Jesús y María Guadalupe se ofrecen a hacer las vueltas al Cecan "Dr. Miguel Dorantes Mesa" cuando los enfermos se sienten cansados o desgastados físicamente a causa de las quimioterapias. "Ellos nos cambian citas, van a recoger análisis, van por nuestros medicamentos, nos ayudan demasiado, de cerrarse el albergue quedamos desamparados. Yo vendo ropa de bazar, no tengo dinero, mi madre tiene 90 años, yo la atiendo. Si se cierra el albergue quién sabe qué sería de todos los enfermos".

Por su parte, la paciente originaria de Nanchital, Beatriz Adriana Reyes Hernández, informó padecer cáncer de mamá desde hace un año y gasta mil 220 pesos de pasaje cuando viene a Xalapa. "Acabo de salir de la quimioterapia, me marea, me provoca cansancio, no estoy bien y se me quita la reacción hasta el tercer día, por eso necesitamos el albergue, porque aquí podemos descansar".