Política

Confianza en el Gobierno de la República

abril 21, 2020

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó al finalizar su conferencia del 17 de abril: "Nunca los medios de comunicación de México habían atacado tanto a un gobierno como lo están haciendo ahora. Como dicen en mi pueblo, por algo será".

Ante este comentario me di a la tarea de buscar antecedentes al respecto y encontré un artículo del periodista e investigador de la Universidad de Carolina del Sur, Mario Maraboto, quien escribió en noviembre de 2015 en la Revista Internacional Forbes que: "En México hay medios, en especial televisivos, que transforman la información en manipulación, según sean las circunstancias y sus intereses económicos o políticos, haciendo uso del aspecto emocional como una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional y finalmente al sentido crítico de los individuos, utilizando el registro emocional para abrir el acceso al inconsciente o implantar ideas, deseos, miedos y rechazo a fin de generar diversos comportamientos. Este pensamiento se basa en el estudio del lingüista Noam Chomsky, tomada de sus 10 estrategias de manipulación a través de los medios".

Viene esta reflexión al presente de México porque una vez más la industria televisiva actúa de forma tendenciosa para manipular la voluntad del auditorio.

Es cierto que durante mucho tiempo la televisión fue una herramienta del régimen priísta, tal y como lo dijera el presidente de Televisa, Emilio Tigre Azcárraga Milmo, quien dijo ser un "soldado del PRI", utilizando a conductores de noticiarios para desacreditar a la oposición, motivando en la sociedad sentimientos contrarios a la verdad.

Así sucedió con Jacobo Zabludovsky, conductor del noticiero "24 horas", quien mostraba un criterio implacable a todo lo que estuviera en contra del gobierno.

Ante ello, en el 2015 se le negó otorgarle el Doctorado Honoris Causa de la Universidad Veracruzana por los señalamientos de ONG’s de "ser un esbirro y conductor servil del sistema corrupto priísta".

Con el tiempo, la sociedad mexicana ha madurado y es muy difícil que se deje manipular como antes. La democracia vive y se mantiene con la participación ciudadana.

Es deber de la sociedad en general estar bien informados, más en tiempos de crisis; es necesario saber, indagar la verdad y compartirla para tomar decisiones correctas. Ahora debemos ser más cautelosos en una era de información digital que nos llega a diario y que en su mayoría es basura que desinforma.

Vivimos acontecimientos que nuestra generación no había visto en México y el mundo.

Ante la necesidad de mantenernos encerrados en casa, teniendo una Sana Distancia, evitando la propagación del contagio del Covid-19 y así mitigar las circunstancias que rebasen la capacidad de atención en los hospitales, el llamado de la televisora TV Azteca a través del conductor Javier Alatorre del noticiario "Hechos" es un grave desafío; es irresponsable porque en el afán de ganar audiencia o de obtener un beneficio oscuro, declara y promueve a no creer en la información vertida por el subsecretario, Dr. Hugo López-Gatell.

Cuando en este gobierno hay apertura democrática, bien pudieron solicitar la aclaración en una de las sesiones mañaneras del Presidente para que el pueblo de México supiera a detalle el origen de la diferencia de datos entre la Secretaría de Salud federal y el Gobierno del Estado de Baja California Sur. Esto propicia un diálogo que permitiría deslindar responsabilidades y mejorar la información a la sociedad.

Sin embargo, optaron no sólo por señalar, sino provocar una conducta de "no hacer caso" a lo que diga el subsecretario, lo que genera desconcierto y miedo.

Por su parte el subsecretario Dr. Hugo López-Gatell destaca que la información es la que reciben de los estados mediante una captura directa y diaria, compartiéndola con la sociedad.

Es tiempo que todos los medios de comunicación ayuden a reafirmar las campañas de concientización para lograr #SusanaDistancia, el #QuédateEnCasa, #LávateBienLasManos, #CuidaATuFamilia, así como todas las acciones posibles que hagan a las personas menos irresponsables. Como un ciudadano en el Metro Pantitlán que dijo "para mí el Coronavirus es x".

Es urgente unir fuerzas, los medios de comunicación son muy necesarios para salvar a los mexicanos con sus programas informativos y de entretenimiento, a fin de evitar la ansiedad, desesperación y violencia familiar. Son imprescindibles para que las personas mantengan una mentalidad positiva.

Es momento de que todos construyamos una sociedad más fuerte en valores y ética.

Confiemos en nuestras instituciones y hagamos posible salir victoriosos de esta crisis.

Con unidad, la Patria es primero.