Política

Organizan asociaciones altruistas entregas de despensas en Orizaba

abril 20, 2020

Orizaba, Ver.- La escasez de dinero y trabajo preocupa a las familias de la ciudad; cada vez son más los trabajadores eventuales, de diversos giros, que tienen problemas para alimentar a diario a sus familias; en respuesta, grupos altruistas, así como algunas panificadoras de la ciudad, inician la entrega de comida gratuita a personas en condiciones de vulnerabilidad. La iniciativa pudiera alargarse, pero depende de la respuesta de grupos empresariales que se sumen a la causa.

A cargo de la organización se encuentra el reportero Antonio Ramírez Rojas, quien narra: "Hay familias que no tienen qué comer; hay otras que salen a trabajar a diario, pero muchas veces regresan sin dinero para alimentos; lo que estamos haciendo es apoyarlos y brindarles la comida y con ello prevenir la desnutrición; queremos que este trabajo se lleve por lo menos una vez por semana para que el bolero, el voceador del periódico, el viene-viene y todo aquel que esté pasando por una situación de hambre, tenga la certeza de que tendrá alimento seguro".

Para ello se llevará a cabo un evento de entrega de comida que tendrá lugar el próximo jueves 23 de abril de dos a cuatro de la tarde: "Vamos a regalar comida a personas en condiciones de vulnerabilidad económica e incluso en condiciones de calle; en Orizaba hay muchas personas que viven en los parques o en las calles; a ellos son a quienes queremos ayudar".

La entrega de comida, asegura, "se realizará con las medidas de higiene que se aplican por la contingencia, no queremos caer en irregularidades, vamos a trabajar con la sana distancia, aplicación del gel antibacterial, y dependiendo de la respuesta que se obtenga este jueves, los benefactores buscarán que esta acción dure toda la contingencia".

Disminuyen ingresos 
de ayuntamientos

Las participaciones de ingresos federales para los municipios veracruzanos disminuyeron al iniciar el periodo de cuarentena por la emergencia sanitaria derivada del coronavirus.

En enero, los ayuntamientos de la entidad recibieron 875 millones 991 mil 19 pesos; en febrero, mil 205 millones 490 mil 784 pesos, y el mes pasado, 843 millones 974 mil 959 pesos, según constan en un informe publicado por la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) en la Gaceta Oficial del Estado.

Tan sólo Coatzacoalcos pasó de 65 millones 876 mil 35 pesos en enero a 89 millones 723 mil 623 pesos en febrero, y en marzo los recursos federales disminuyeron hasta 63 millones 35 mil 749 pesos.

En total, la administración municipal recibió 223 millones 155 mil 332 pesos por concepto de participaciones e ingresos federales durante el primer trimestre del año.

De esa cifra, 174 millones 765 mil 870 pesos correspondieron al Fondo General de Participaciones, 32 millones 501 mil 705 pesos al Fondo de Fomento Municipal, seis millones 456 mil 519 al Fondo de Fiscalización y Recaudación así como dos millones 788 mil 383 al Impuesto Especial sobre Productos y Servicios.

También fueron transferidos dos millones 264 mil 184 pesos por concepto de la Ley de Coordinación Fiscal, un millón 534 mil 294 pesos al Impuesto Sobre Automóviles Nuevos, un millón 457 mil 161 pesos al Impuesto Sobre la Renta Participable, 969 mil 489 pesos del Fondo de Extracción de Hidrocarburos y 417 mil 674 pesos Fondo de Compensación del Impuesto Sobre Automóviles Nuevos.

Tales cifras ubicaron a Coatzacoalcos como el segundo municipio de la entidad con más recursos federales durante el año. Por delante se encuentra Veracruz con 273 millones 510 mil 26 pesos y en tercer lugar está Xalapa con 213 millones 192 mil 333 pesos.

Los recursos federales que recibieron los 212 municipios del estado de Veracruz en el primer trimestre del año sumaron dos mil 981 millones 81 mil 64 pesos.

Contingencia dificulta la comercialización de plátano

La suspensión de clases sumado al cierre de gimnasios, tiendas de abarrotes y verdulerías originó que adultos y menores de edad dejaran de consumir plátano, por lo cual los productores de este fruto batallan para encontrar mercado donde comercializarlo, indicó el representante no gubernamental del Sistema Producto de Plátano de Veracruz, Sergio Graillet Contreras.

Expuso que el Covid-19 además de afectar la salud de los ciudadanos, ha lastimado la economía de todos los sectores productivos de México, porque al frenar la actividad laboral en las ciudades por la crisis sanitaria, los productores de hortalizas, frutas tropicales, pescados, mariscos, cítricos y plátano, los productores no encuentran manera de transportar y ni mercado donde vender.

"Ya veníamos arrastrando la sequía de 2019, y luego suspenden las clases; nos pegó fuerte que suspendieran clases porque los principales consumidores de plátanos son los niños y niñas, y la gente que va a gimnasios, los que hacen cocteles de frutas, eso nos dio a la baja", señaló.

Refirió que los municipios de San Rafael, Nautla, Vega de Alatorre, y Otatitlán, entre otros, se dedican a la siembra de plátano en sus diversas variedades, y de su venta dependen miles de familias.

"Los deportistas consumen el plátano, pero al no haber lazos directos con el consumidor final, se deja de vender el producto, y esto afecta a transportistas, bodegueros y comerciantes por igual", dijo Graillet Contreras.

En el caso de plátano, dijo que por hectárea de siembra se obtienen 60 toneladas por año, y que de esto apenas se comercializa una tercera parte, así que el resto de la fruta se echa a perder en las matas.

"Ahorita viene una temporada fuerte de producción de plátano, en abril, mayo, junio porque tenemos más horas luz, y hay mucha producción, y baja en los últimos meses del año, en invierno", expuso.

Padres de familia no depositan pensión alimenticia: activista

Debido a que los juzgados están cerrados por la contingencia del Covid-19, padres de familia se niegan a depositar la pensión alimenticia a su hijo o a sus hijos, con el pretexto de que no tienen dónde depositar el recurso económico para la manutención de los infantes.

Cientos de madres de familia tienen detenidos sus depósitos de alimentos, porque los juzgados no los están recibiendo.

"Los hombres o los deudores alimentarios pueden depositar el recurso por otros medios y guardar sus comprobantes para posteriormente exhibirlos en el juzgado, pero muchos no lo están haciendo, simplemente han dejado de hacerlo", expresó Luz María Reyes Huerta, abogada del Colectivo Feminista Cihuatlahtolli, A.C.

Reveló que tan sólo diez mujeres del colectivo se encuentran en esta situación, lo cual es muy complejo y preocupante ya que la mayoría no tienen trabajo y mucho menos recursos económicos para la alimentación de los pequeños.

"Hay juzgados que ya no se abocan a las cuestiones familiares, el Segundo y el Cuarto, pero tenían expedientes atrasados, y muchos hombres siguen depositando ahí, pero como está parado el Juzgado no lo pueden hacer; podrían, sin embargo, recurrir a vía telegráfica o bancaria, pero algunos aprovechan esta circunstancia para emprender la graciosa huida", finalizó.

Médicos piden apoyar 
a meseros de Orizaba

Médicos de Orizaba solicitan a la ciudadanía en general sumarse y apoyar con despensas al centro de acopio durante cuatro quincenas, para un aproximado de 100 familias de meseros.

El médico Eduardo Edgar Hernández Ruiz explicó que no se trata de dar una despensa por una semana, sino lograr que durante la cuarentena los meseros puedan contar con el alimento básico para sus hogares, toda vez que prácticamente se quedaron sin empleo y sin nada, quedando en el desamparo aquellos adultos mayores de 60 años, que ya no pueden buscar un empleo alterno.

"Los médicos nos sumamos a la protesta de los meseros y ya estamos llevando a cabo una colecta para por lo menos unas cien despensas y si sacamos más de cien, apoyaremos a otros gremios como son: los boleros, la gente que anda en la calle o los que venden palanquetas, y si es que nos alcanza ampliaremos también nuestra ayuda. Aunque la prioridad son primero ellos (los meseros) con cien despensas", dijo.

Incluso señaló que al momento ya cuentan con algunas cantidades de productos, los cuales fueron donados por amistades, pero continúan trabajando para juntar más e integrar las despensas que tienen como meta.