Política

Incendios en Veracruz acaban con la vida silvestre: activista

abril 15, 2020

Mientras la Secretaría de Protección Civil (PC) y la Comisión Nacional Forestal (Conafor) anuncian que el control del incendio forestal en cerros del municipio de San Andrés Tenejapan alcanza apenas 40 por ciento, Graciano Illescas Téllez, presidente del Consejo Intermunicipal de Ambientalistas, advierte que los daños en flora y fauna ya son muy graves. Esto, en una de las zonas que, en los pasados 16 años, ha perdido infinidad de especies de flora y fauna. A su parecer, el problema se agrava por la ineficacia de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), que "sólo actúa de membrete".

Además de las razones obvias, hay otras, no tan conocidas: especies protegidas e incluso en peligro de extinción habitan la zona de los incendios; señala el ambientalista: "El venado temazate habita esa región; y una especie de serpiente recién descubierta para la ciencia: la nauyaca de niebla; además está el xenosaurio, común en esos bosques; éste es un lagarto parecido a un sapo, casi negro, con ojos muy rojos y la garganta muy blanca, muy contrastante, que vive en las fisuras de rocas en espacios muy pequeños, y está considerado como sujeto a protección especial por la NOM-059-Semarnat 2015".

El incendio favorece la extinción de las especies, es claro, pero el problema, dice, "viene de muy atrás: Se han estado destruyendo desde hace años grandes extensiones de bosques de encino, bosques de pino y bosques de niebla en San Andrés Tenejapan, por los incendios, perdiendo poblaciones de helechos arborescentes y orquídeas, principalmente, ahí tengo registro de todas esas especies, y sí, se han estado perdiendo sus poblaciones por los incendios, la cacería y el saqueo".

"La nauyaca de niebla sólo ha sido registrada ahí, no existe en ninguna otra parte de Veracruz. En su momento, pobladores y ONG lo hemos denunciado en consejos forestales, pero las autoridades, sobre todo Profepa, nunca han procedido ni contra los cazadores ilegales ni contra quienes provocan los incendios", asegura.

"Es fácil saber en qué predio se inicia un incendio, y esos predios tienen dueño. Esos propietarios debieran tener el valor civil y la valentía de señalar a los incendiarios. Es mucho el daño que se causa. Aunque es necesario marcar una deficiencia de fondo: En otros países, como en Estados Unidos o varios en África, la naturaleza se protege en estrechos operativos con fuerzas armadas. Eso hace falta aquí".

En cambio, asegura, "aquí los de la Profepa sólo llevan sus credenciales, y así, ¿cómo persuadir la ilegalidad? En el futuro más inmediato, la Secretaría de Marina (Semar) y la de la Defensa Nacional (Sedena) deben reforzar a Profepa. Lo hemos pedido desde hace años. Ojalá en cuanto esta pandemia pase el gobierno federal considere integrar así esos operativos. Eso sería un gran paso adelante, bastaría la presencia constante de Profepa, Sedena y Marina con retenes para desalentar todo ello".

Tan sólo en la zona de las altas montañas, explica, "tenemos una lista de casi 250 especies de flora y fauna en peligro o amenazadas o sujetas a protección especial. Ya se extinguieron hace tiempo algunas que se registraron para la región, como el águila harpía y la paloma pasajera, principalmente por deforestación y destrucción de selvas y bosques".

En la región, se calcula, "más de 800 hectáreas anuales son afectadas o perturbadas. Al menos unas 200 de esas, se pierden definitivamente, tan sólo en nuestra región y Veracruz ya es segundo lugar nacional en deforestación. Sólo queda un 9 % de selvas y bosques vírgenes".

Una de las medidas con las que pudiéramos mejorar las condiciones ambientales, explica, "es replantear el programa ‘Sembrando Vida’ y que su administración pase a manos de Conafor; primero, porque no lo conducen expertos forestales, no olvides que lo administra la Secretaría del Bienestar; segundo, porque no está enfocado necesariamente en áreas deforestadas, y se están destruyendo muchos bosques ricos en biodiversidad como las encineras y los bosques de niebla, para sembrar pequeños arbolitos y de sólo 3 a 4 especies comerciales".

Por su parte, PC confirmó que el incendio aún no se controla, pero están en vías de lograrlo, "la Dirección General de Aeronáutica en coordinación con PC inició operaciones con un helicóptero equipado con Bambi Bucket a fin de descargar hasta 800 litros por ataque, por lo que fuerzas de tarea mantienen a sus elementos fuera de la zona de aplicación para su seguridad hasta el término de las acciones aéreas".

Los incendios , por descuido de particulares: Guadalupe Osorno

Guadalupe Osorno Maldonado, titular de PC de Veracruz, reportó que en 2020 suman 800 hectáreas de bosque devastado en incendios forestales; actualmente existen 4 siniestros activos en la entidad, derivados de quemas agrícolas y fogatas. Expuso que los incendios activos están en San Andrés Tenejapan, donde el fuego arrasó con más de 80 hectáreas de bosque y se evacuaron a 130 personas que podían estar en riesgo. En este caso, indicó que se combate el fuego vía aérea, lo cual fue una complicación durante el fin de semana pasado debido al efecto de surada.

El otro siniestro es en Maltrata, Ixhuacán de los Reyes e Ilamatlán, mismos que están siendo combatidos en coordinación con Conafor.

Osorno Maldonado recordó que continúan combatiendo el incendio de un basurero en Las Matas, al sur de Veracruz: En Jamapa, dijo, se controló el incendio de un basurero y un pastizal, sin que la población estuviera en riesgo.

Expuso que los incendios tienen que ver con las altas temperaturas y el descuido de las personas, "en épocas de calor, cuando hay un aviso especial, se quedan prohibidas la quemas forestales y cualquier tipo de quema y fogata, porque fácilmente se puede salir de control".

Ante esto exhortó a la población a que no realice ningún tipo de quema particular.

Explicó que en el caso de San Andrés Tenejapan se trataba de un incendio muy pequeño que estaba contenido y que se estaba atacando, "pero de la noche a la mañana se salió de control por las condiciones de surada".

Detalló que el incendio en San Andrés Tenejapan se tiene un 40 por ciento de control, un 70 por ciento en Maltrata y en Ilamatlán "un control bastante elevado".

En tanto, en Ixhuatlán de Los Reyes se están realizando las valoraciones correspondientes, porque está en una zona de difícil acceso.

Destacó que de enero a la defensa semana de abril, más de 800 hectáreas de bosque fueron afectadas por el fuego, en comparación con 2019 en estas fechas, que se estimaban más de 3 mil hectáreas.

Ante la proliferación de fogatas y quemas agrícolas particulares, expuso que existen multas para los municipios que no apliquen la Norma Oficial Mexicana NOM-015-Semarnat/Sagarpa-1997.

Dicha norma consiste en regular el uso del fuego en terrenos forestales y agropecuarios, y que establece las especificaciones, criterios y procedimientos para ordenar la participación social y de gobierno en la detección y el combate de los incendios forestales.

En otro tema, Guadalupe Osorno explicó que el operativo vacacional de Semana Santa se convirtió en un operativo de prevención de contagio de Covid-19.