Política

Personal médico exige insumos para atender pandemia en IMSS-Orizaba

abril 07, 2020

Orizaba, Ver.- Mientras la Secretaría de Salud (SS) federal anticipa que las siguientes tres semanas serán más complicadas por la crisis del Covid-19, trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de nuevo exhiben las precarias condiciones con las que enfrentarán los probables casos que sean remitidos al Hospital Regional de zona, con sede en esta ciudad. De inicio acusan a los funcionarios de la delegación y del hospital, por negarse a proporcionarles el equipo necesario, pero además revelan que la capacitación oficial se resume a pláticas de compromiso. De equipo, mejor ni hablamos, dicen, "mejor invertimos hasta 6 mil pesos en equipo nuestro", señalan.

Tal y como lo habían anunciado este lunes, médicos generales, urgenciólogos, enfermeras, trabajadores de servicios básicos y hasta médicos pasantes, se manifestaron para decirle a los pacientes y familiares, "no nos estanos negando a dar servicio, pero sí queremos que la delegación del IMSS nos dé atención".

La protesta realizada frente a las instalaciones del IMSS en esta ciudad sirvió para que ahí se exhibieran las condiciones en las que, desde tiempo atrás, mantienen a los trabajadores. "No estamos negando hacer nuestro trabajo, lo que estamos pidiendo es que los directivos de la institución atiendan el llamado. Hasta hoy, todos los jefes se han portado muy prepotentes, no estamos en contra, todos estamos en el mismo barco y de alguna u otra manera nos vamos a ver afectados, lo que pedimos son mejores condiciones para que hagamos nuestro trabajo. Los días previos han sido un poco complejos, sobre todo porque los directivos confunden pláticas de orientación con capacitación para atender a los enfermos de Covid-19, ellos se escudan en que supuestamente nos han capacitado, pero son pláticas, no una capacitación real. Nos hacen firmar documentos con los cuales se respaldan que efectivamente han recibido esa presunta capacitación".

La realidad que se tiene en el interior del Seguro Social y en especial en este hospital, señalan, "es que hemos visto que lo que llaman plan estratégico lo deben llevar a cabo en la vida real, es decir, en la aplicación de lo que se está haciendo, para ver por dónde va a pasar el paciente infectado, qué tipo de protección se debe de tener, eso es lo que nosotros le pedimos a los directivos de la delegación".

Pero ante la negativa de la misma institución por apoyar a sus trabajadores, "muchos de nosotros hemos gastado entre 5 y 6 mil en la compra de equipo personal porque la delegación nos genera muchas dudas; hasta el momento de los presuntos casos sospechosos, que se supone están en el área correspondiente, no sabemos nada. No nos informan si han salido positivos o no. No nos informan absolutamente nada, una paciente estuvo prácticamente 10 días en el área, quinto piso del hospital del IMSS, encerrada, y no nos informaron nada, ellos son los que toman las decisiones y también los directivos se han visto superados estos la realidad".

Otra de las peticiones que hacen "es ropa adecuada para trabajar con esos pacientes, tenemos equipo para atender emergencias, pero estamos pidiendo overoles especiales para atender las áreas que corresponde a los pacientes por Covid-19, esos overoles al principio nos los dieron, ahora ya nos informaron que no habrá más. En el área de Covid no sabemos la relación de los pacientes, si han salido positivos o negativos. Nosotros debemos tener caretas, cubrebocas, guantes, overoles, botas y de más materiales, mismos que no los hay y exponen a los trabajadores a contacto con los enfermeros".

Por si todo esto fuera poco, acusan del inicio de una campaña represiva, "hemos recibido amenazas por parte de jefes inmediatos, cuando lo único que exigimos es material para poder trabajar".

Cae actividad comercial

La actividad comercial, en las pasadas 48 horas, se redujo al mínimo. Los datos de la delegación de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) así lo confirman y se calcula que al menos el 75 por ciento de establecimientos afiliados a esta agrupación decidieron cerrar para evitar la propagación de la pandemia, que, en esta zona, y de acuerdo con el reporte de la Secretaría de Salud de Veracruz, hay 27 casos sospechosos distribuidos en Orizaba, Río Blanco, Ixtaczoquitlán y Mariano Escobedo.

Primero, el presidente de la Canaco, Francisco Jiménez Haces, dijo que el cierre de comercios es mucho más notable en las calles del centro de la ciudad, tan sólo ahí, en menos de cuatro manzanas, al menos 35 establecimientos decidieron cerrar sus puertas, descansaron a sus empleados y esperan que esto pase pronto.

La mayoría de los establecimientos comerciales son del giro de ropa, zapaterías, papelerías, bisutería, así como tiendas con venta de mochilas y videos piratas, "otros están aguantando hasta donde más es posible, llevando a cabo las medidas precautorias".

Estos establecimientos, dice, "cerraron por medidas de prevención, ya que la época más fuerte del contagio del Covid-19 está por venir y esperamos que una vez que se supere la emergencia volverán a abrir sus puertas. Creemos que van a volver a abrir con más ganas, pero también desgraciadamente no conocemos esta enfermedad y al no conocerla, estamos en la incertidumbre de cuánto tiempo va a estar así".

Los negocios que dentro de la iniciativa del gobierno federal no son prioritarios, lo mejor es que cierren, que se guarden, que se vayan a su casa; "hay negocios como los de comida, abarrotes además de los hospitales que se mantienen funcionando con normalidad. Ellos no pueden detener operaciones, porque de ahí depende la alimentación de la población y la atención de la contingencia en materia de salud".

En tanto, y de acuerdo con las estadísticas de la Secretaría de Salud, la zona de las Altas Montañas suma 27 casos sospechosos, distribuidos en Orizaba, con 17 pacientes en observación; Mariano Escobedo con tres; Ixtaczoquitlán, dos; Río Blanco, con cinco.

CROC recomienda no acudir al IMSS

El secretario general de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) en Orizaba, César Silva Reyes, dijo que ningún Centro de Seguridad Social, ya sea IMSS e ISSSTE, como la Secretaría de Salud del gobierno del estado, se encuentra preparado para atender y hacer frente a la pandemia del Covid-19.

"El Seguro Social, la Secretaría de Salud, ningún sistema público o privado de asistencia de Seguridad Social Médica tiene lo suficiente para hacer frente a la pandemia que vivimos. En otros países de mayor adelanto científico y tecnológico los ha rebasado", dijo.

Silva Reyes mencionó que la derechohabiencia lo mejor que puede hacer es no acudir al Hospital General Regional número 1 del IMSS, y así evitar ser contagiado.

"Hay que evitar ir al Seguro Social a menos de que presenten un cuadro muy crítico de enfermedades. A Urgencias llega cualquier virus principalmente para los organismos más propensos a ellos, que son los enfermos crónicos degenerativos, por eso creo que lo correcto es que acudamos al IMSS cuando realmente exista la urgencia, ya que no va haber médicos y ni camas, permanecer en casa será lo más saludable".

El secretario general de la Federación Regional CROC reveló que recientemente sostuvieron una reunión con la recién nombrada delegada del IMSS en Veracruz Sur, doctora Célida Duque Molina, a quién le dieron a conocer la situación en que se encuentra la delegación.

"Acabamos de estar con la delegada del Seguro Social, se habló del saqueo criminal que ha sufrido esta institución, por lo que ahora hay que buscar la forma de sacar a flote este barco con personal que tenga bien puesta la camiseta y trabaje por el beneficio de la institución.

Piden apoyo para regresar de España

Frida y Erick son dos veracruzanos que están varados en Madrid, España, por la emergencia de Covid-19, y han solicitado apoyo al gobierno mexicano para salir del país y regresar a México.

Frida llegó a Madrid en septiembre del 2019 para estudiar un master en Nutrición, y aunque ha intentado dos veces volar hacia México, sus vuelos han sido cancelados por la aerolínea ante las condiciones de emergencia.

En entrevista vía telefónica cuenta que la emergencia se extendió en el país hasta el 26 de abril y hay una restricción fuerte para salir a las calles, pues la policía custodia para evitar a gente fuera de sus casas.

Frida no sale de su casa, y si lo hace sólo es para comprar comida y regresar. Es parte de los 200 mexicanos que se encuentran varados en Madrid y que han enviado varias cartas al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrad, para que atienda su situación.

Aunque no hay desabasto de alimentos, la volatilidad del euro hace que la comida y la renta aumenten hasta en un 25% los costos. En su universidad aun hay clases en línea, pero no hay certeza de cuándo volverán a las actividades físicamente.

"Sólo he salido dos o tres veces a comprar comida y trato de que sean cosas con fechas de caducidad extendidas, lo hago con mucho cuidado".