Política

Amenazan trabajadores con parar labores en la terminal de Pajaritos

abril 01, 2020

Coatzacoalcos, Ver.- La Terminal Marítima de Pajaritos, la más grande de Petróleos Mexicanos, está en riesgo de dejar de operar por falta de personal en los turnos, ya que la Gerencia de Recursos Humanos no ha contratado personal desde 2017, situación que se ha acentuado con la entrada de la administración del actual director Octavio Romero Oropeza.

Desde hace dos años, esta terminal que recibe 41 productos de consumo interno y externo para el país, opera con 60 por ciento del personal requerido, ya que se han aplicado recortes a su plantilla laboral y darle entrada a empresas privadas para el almacenamiento de combustibles.

Trabajadores de la empresa, de manera anónima, señalaron irregularidades que se vienen presentando desde la pasada administración y que no cambiaron con la llegada del nuevo gobierno, pues sigue la misma estructura de corrupción que aplican sistemas de contratación poco profesionales, donde se da privilegio a la venta de plazas.

Desde 2015, durante el gobierno de Enrique Peña Nieto empezó a haber despidos y cancelación de plazas para ahorrar en operaciones de la empresa, la cual alcanzó al Departamento de Operaciones y Tráfico Marítimo de la terminal de Pajaritos.

En 2017 se empezaron a mandar oficios donde ya se advertía que había fallas en la comunicación entre embarcaciones y tierra, falta de supervisión en los muelles de atraque y problemas de coordinación con Capitanía de puerto.

En el documento que está en nuestro poder, refieren que los trabajadores cumplen turnos de 24 horas, poniendo en riesgo su integridad física y el de las instalaciones.

Trabajadores de la terminal nos contactaron para comentar que en esta administración de Andrés Manuel López Obrador, las contrataciones siguen detenidas, aun para el personal que sí está laborando bajo el concepto de eventual.

Detallaron que desde octubre no se les ha contratado y ellos cubren todas las operaciones de embarque y desembarque en las tres áreas en la que está distribuida la terminal: marítima: crudo y criogénica.

En cada área, cada turno debe tener cuatro equipos de trabajo, para rotar las labores y cubrir a los que descansan, pero están operando con muy poca gente, sin recibir salarios.

Algunos de los trabajadores ya están inconformes, pues su trabajo es vital para el abasto de hidrocarburos en el país.

En la entrevista, los obreros han estado presionando al personal de Recursos Humanos pero no han liberado los contratos, ni les resuelven sobre el pago.

Los especialistas que ahí trabajan además de conocer el movimiento de atraque de los buques, que ya de por sí es una actividad especializada, manejan el Inglés Náutico, con todas las terminologías necesarias para la comunicación en mar y tierra.

Desde hace una semana, estos trabajadores han decidido ya no presentarse a cubrir las guardias, aun cuando esto frene la operación de la terminal, ya que consideran que no hay garantías para seguir trabajando.

"Lastimosamente y gracias a trabajadores transitorios de confianza que han estado trabajando diariamente desde el 18 de noviembre del 2019 al 28 de marzo del 2020, sumando días, no ha caído Pemex; las pérdidas serían millonarias en segundos. Los obreros no tienen contrato laboral ni nada que los ampare, y los obligan a trabajar más de 16 horas o hasta 32 horas continuas sin percibir su salario honestamente devengado. Nos tienen amenazados para no denunciar estos atropellos a sus derechos laborales y de nada han valido las súplicas", expresaron en la misiva enviada a medios de comunicación.

Para dar un contexto, la Terminal Marítima de Pajaritos, ubicada en Coatzacoalcos, recibe 41 productos de consumo nacional, entre ellos crudo, gasolinas, diésel, turbosina, gas natural y otros materiales petroquímicos que se manejan en diferentes industrias del plástico y cosmética.

Es considerada una de las más grandes terminales de América Latina y la de mayor movimiento para Pemex. En promedio, reciben entre ocho y 12 buques día en los nueve muelles que están operando y los dos marginales.

Desde esta terminal se abastece de combustibles, gas y productos petroquímicos a más de la mitad del país y el año pasado, cuando tuvieron un problema operativo, paralizaron parte de la zona industrial del norte del país.

Por eso, si el personal parar operaciones, Pemex Logística no podrá distribuir los productos al país, esta vez no por un problema de operación sino de administración, pues es la Gerencia de Recursos Humanos la que no ha realizado los procedimientos.

"Es una oficina que no hace su trabajo, es el mismo personal de las mafias de Pemex que se dedican a la venta de plazas y por eso los desesperan. En años anteriores se había ido contratando el personal suficiente pero desde la llegada de la nueva administración no han realizado nada".

Los petroleros señalaron que en la dirección de operaciones de esta subsidiaria no hay marinos mercantes que realmente sepan la administración de las terminales del país y por eso aplican ahorros sin pensar en las repercusiones en el área operativa.

"Se fue eliminando toda la flota de marina que tenía la empresa desde el Quinazo y ya los marinos no tienen interés de ir trabajando con Pemex. Por eso se ha ido contratando personal de otras áreas pero que reunía todos los requisitos y la experiencia para el trabajo. Ahora quieren solo meter personas sin conocimientos".

Además, persiste el interés de estos grupos de ir desapareciendo las terminales nacionales para darle paso a los proyectos privados, como ya ha pasado en el puerto de Progreso Yucatán.

Hay que mencionar que las terminales de Tuxpan y Salina Cruz no tienen la capacidad para cubrir a Pajaritos y su colapso en medio de la crisis sanitaria del país paralizaría aún más la economía.

Ceses en complejos petroquímicos

El mismo esquema que se está aplicando en la terminal de Pajaritos se utiliza por la Dirección de Recursos Humanos de Pemex Petroquímica.

Desde hace un mes, varios trabajadores de confianza que son operativos de varias plantas mantienen un plantón frente a las instalaciones de Pemex y parte de las operaciones se han visto afectadas.

Los despidos fueron irregulares y no se les quiere reconocer el tiempo laborado, ni se les justifica por qué fueron separados de sus lugares de trabajo.

En la conferencia de la mañana del presidente Andrés Manuel López obrador, se le cuestionó sobre el tema y el mandatario solo señaló que en próximas fechas será el director general, Octavio Romero Oropeza, quien deba explicar la suspensión de estos trabajadores.

El mandatario señaló que él tiene un informe de esta problemática y pedirá que se revise la situación de los trabajadores, quienes tienen más de 20 años en el puesto.

Sobre esta declaración la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (Untypp) no quedó conforme con la respuesta del Presidente, pues no fue una respuesta concreta.

Reclamaron que durante su campaña, prometió respetar los espacios de los trabajadores de experiencia, pero en los hechos se les está despidiendo.