Política

Claman empresarios por medidas de mitigación de daños por coronavirus

marzo 25, 2020

Empresarios de la entidad urgen al Gobierno del Estado de Veracruz y a la Federación la exención o postergación de pagos de impuestos y de servicios para poder sostener los pagos de nóminas durante los meses de contingencia. En la mayor parte del estado, la ocupación hotelera cayó a menos de 10 por ciento y por eso comenzaron a cerrar de manera parcial los primeros negocios.

Esteban Enríquez España, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en el sur de Veracruz consideró que al entrar el país en la fase dos de la pandemia por Covid-19, el gobierno federal y las entidades no han contemplado medidas de mitigación económica.

Expuso que estas medidas no son para el apoyo de los empresarios sino para sostener los miles de empleos y el pago de nóminas durante los meses de la contingencia sanitaria, por lo que han solicitado formalmente la suspensión de pagos de algunos impuestos y servicios como energía eléctrica y agua.

"No estamos pidiendo nada extraordinario a lo que han aplicado en otros países, en el Salvador, donde mandaron dinero de los impuestos de los empresarios mexicanos para sembrar árboles. Ahí se están aplicando planes de contingencia económica".

El líder camaral indicó que es urgente que se suspendan pagos de energía eléctrica y otros servicios, ya que en el caso de los hoteles y restaurantes la ocupación y las ventas se desplomaron a menos de 10 por ciento, lo que apenas les genera algo de dinero para cubrir la nómina.

"Los secretarios de Desarrollo Económico de todo el país pidieron al Presidente que se apliquen medidas para paliar el problema económico que representa parar, pero no los ha escuchado".

Dijo que en el documento enviado al presidente Andrés Manuel López Obrador, desde los estados se pide a la Federación suspender temporalmente el pago del Impuesto sobre la Renta (ISR) durante el periodo de la crisis y diferir su pago en los siguientes 12 meses.

Además, acelerar los procesos de devolución de impuestos; suspensión temporal del pago de las cuotas obrero-patronales al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el pago de cuotas al Infonavit durante el periodo de crisis y diferir su pago en los siguientes 12 meses.

En el caso de las medidas en general, se pide la suspensión temporal del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) y de aranceles y aduanas que impacten las cadenas de suministros de sectores prioritarios.

En las medidas propuestas está la ampliación del periodo de presentación de declaraciones anuales y adelantar pago a proveedores desde las dependencias del Estado y Pemex.

Sobre los impuestos estatales, Esteban Enríquez indicó que están pidiendo que no se aplique el pago del Impuesto a la nómina durante los meses de la contingencia y se difiera a 12 meses, para que los empresarios puedan sostener los pagos de nómina a fin de no afectar a la plantilla laboral.

Detalló que en este momento, se han comenzado a suspender los primeros cierres de hoteles en Coatzacoalcos y la región, como parte de las estrategias de las grandes empresas para disminuir gastos; no obstante, se corre el riesgo de que muchos de ellos no puedan reabrir.

Añadió que los hoteles de la cadena ONE de Coatzacoalcos y Xalapa cerrarán las puertas y existen otras cadenas nacionales que aplicarán las mismas medidas a partir del próximo sábado.

Las firmas locales del área de turismo buscan cómo sostener sus operaciones con el mínimo de personal, pero de no darse los incentivos fiscales hay peligro de que se envíe a los trabajadores a sus casas ganando el salario mínimo.

En este último esquema, refirió el empresario hotelero, muchas empresas tendrían grandes pérdidas y no podrían reiniciar operaciones terminada la cuarentena.

Petroleros trabajan por turnos

Trabajadores de los complejos petroquímicos ubicados en Coatzacoalcos trabajarán turnos de 12 horas para descansar tres días a la semana y así disminuir el número de trabajadores en cada jornada; además, el sindicato recaba listas de trabajadores con enfermedades crónico-degenerativos que puedan estar en riesgo por contagios de coronavirus.

Trabajadores de la Sección 11 del Sindicato Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), revelaron que el secretario general, Jorge Tadeo Pérez, ya les requirió una lista de empleados con problemas de diabetes, hipertensión o que tengan trasplantes.

Esta lista se entregará a Pemex para que así se determinen acciones en los centros de trabajo y hospitales para su atención, ya que son el grupo de riesgo que puede enfrentar los cuadros más severos de Covid-19.

Agregó que se tratará de prescindir de personal de trabajadores mayores de 65 años, mujeres embarazadas o solteras con hijos, hipertensos y diabéticos, quienes serán enviados a sus casas y solo en algunos casos seguirán trabajando de manera remota.

Con este ajuste, los trabajadores de los complejos petroquímicos además tendrán tres días consecutivos de descanso.

En su comunicación, dijo que solo están esperando la orden de la gerencia de la Línea de Negocios a través de la Gerencia de Relaciones Laborales.

No hay información sobre los protocolos en Pemex, señalan

Silvia Ramos Luna, secretaria general entrante de la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (Untypp) envió un oficio al director general, Octavio Romero Oropeza pidiendo información sobre los protocolos de prevención en los lugares de trabajo.

La lideresa indicó que no se ha informado a los trabajadores y derechohabientes si en los hospitales de esta empresa existen pruebas detección de coronavirus.

Ramos Luna solicita información sobre las condiciones tecnológicas de Pemex para la realización de trabajo en casa y si la empresa ya cuenta con el perfil de trabajadores diabéticos, hipertensos y con otros factores de riesgo.

Deficiencias en aeropuertos

Las medidas sanitarias que se toman en algunos aeropuertos para evitar el contagio de coronavirus son deficientes, de acuerdo con el testimonio de una viajera que prefirió el anonimato.

Narró que recorrió tres aeropuertos, el de Torreón, el de la Ciudad de México y el de Veracruz, y en ninguno de los casos encontró personal con cubrebocas, guantes o gel antibacterial.

"El único filtro que existe en el Aeropuerto Internacional de Torreón es llegar a mostrador, te entregan una hoja con unas preguntas y al entrar a la sala de abordar entregas esa hoja, no la revisan, no te cuestionan y no te toman temperatura (...) al llegar a la Ciudad de México y bajar el avión es la misma situación, el personal no cuenta con cubrebocas, con guantes, no hay inspección de tomar la temperatura", aseveró.

Señaló que el personal de las aerolíneas, tampoco se encuentra tomando previsiones.

"Me asombró mucho que las aeromozas no contaban con guantes ni cubrebocas al momento de recibir a los pasajeros".

Afirmó que incluso en un avión compartió viaje con alguien que a simple vista lucía muy enfermo y las medidas de prevención, por si era o no portador del virus, fueron casi nulas.

"Nos sorprendió mucho que vocearon a una persona de nacional italiana, tenía mal aspecto, traía un cubrebocas y se encontraba temblando. Le hicieron cuestionamientos y le indicaron que pasaría primero, antes que todos. Al subir al avión, detectamos que estaba postrado en primera clase, tenía una manta y seguía temblando. Las aeromozas y el personal que le asistió no contaban con protección".

Aseguró que al aterrizar el hombre siguió su camino sin que se le diera algún seguimiento a su caso. Lo mismo ocurrió con otras personas que llegaron de Londres al aeropuerto de Veracruz, y sus familias los recibieron con besos y abrazos, sin ningún tipo de protección, a pesar de que habían estado fuera del país, en una ciudad en donde también se registran casos de Covid .19.

Cierre de playas

Las playas de Veracruz lucen vacías a pesar de ser una de las épocas más importantes en turismo en la entidad, el temor por el coronavirus afecta principalmente a los prestadores de servicios turísticos de la zona conurbada.

"Ahorita nos estamos viendo afectados porque nuestro principal ingreso es por el turismo; no hay turismo ni hay dinero. A veces dependemos del acuario, porque en el trayecto ya vienen a comer algo al restaurante, ya se van al paseo en lancha, pero ahorita no hay nada, todos los comercios están cerrados y la gente tiene pánico y no tenemos ingreso", explicó Luz del Carmen.

A pesar de que están tomando algunas medidas, los lancheros no ven cómo van a lograr salir adelante debido a que a veces no logran sacar ni siquiera el dinero necesario para salvar el día.

"Soy el único trabajador que está moviendo lancha, pero no hay nada de gente, aquí tenemos que comer, ver la manera para sacar el día", comentó.

Sin embargo, no sólo la afectación será para los prestadores de servicios. En la zona de mercados se observan varios locales cerrados. Las ventas han disminuido hasta en 90 por ciento.

"De 100 tenemos 10 por ciento (de ventas). Sé que no pueden venir en familia, pero sí uno o dos, que vean que estamos laborando y tenemos los alimentos al mismo precio. Mis compañeros apoyando a la economía de los clientes, algunos ya tienen servicio a domicilio", explicó Xóchitl Saviñón, secretaria general de Mercado Hidalgo, quien detalló que algunos de los locales que lucen cerrados son los que venden ropa o artículos que no son de primera necesidad.