Política

De rezos y provocaciones

marzo 20, 2020

La estructura de la organización social y la político administrativa del país, hace imposible tomar las acciones de paralización y aislamiento social radical que han tomado países como España, Francia y Alemania, mucho menos pretender seguir el camino trazado por la administración norteamericana.

Es un problema. No por no poder tomar medidas similares, sino porque ni la sociedad ni el país como unidad tienen las capacidades de los países europeos.

Por la caída de los precios del petróleo y la mayor ralentización de la economía, México la está pasando mal, y faltan cosas por ver.

Mientras eso sucede, el presidente norteamericano sigue siendo la mayor fuente de incertidumbre, polarización y desinformación sobre los acontecimientos que ocupan y preocupan al resto del mundo. Basta poner atención a lo de que dice para notar que se escucha a un demagogo clásico. Todo son frases de motivación, referencias vagas a una fortaleza gringa jamás antes vista, y decisiones que una vez tras otra abonan al interés privado por encima del interés público. Prácticamente ha cerrado la frontera con Canadá y ya anunció que valorará si hace pronto lo mismo con México. No hay duda que ésa es su intención y de que lo hará si puede. El panorama es francamente ominoso y a ello habrá que agregar las últimas inquietantes declaraciones de Trump, en el sentido de cerrar eventualmente la frontera con México.

El presidente López Obrador ha dado nuevamente la nota mostrando –provocador– estampas de contexto religioso. Controversial para muchos, desde luego, habrá que tratar de explicar el sentido de la provocación, pero igual quiere conectar de fondo con los gobernados que pueden no ser especialmente fieles a una u otra religión, pero que llevan la impronta en la fe y la confianza de alguna de las relaciones monoteístas en conflicto.

Por lo pronto habrá que entender el rezo como una forma de relación espiritual entre la realidad que aqueja, y la intención profunda del que reza. No es lo mismo pedir para uno mismo, que para todos los semejantes que la pasan emproblemados.

Mientras eso sucede, Tomás Cerón, el de las investigaciones primeras de Ayotzinapa, es buscado por la Interpol.

En suma, las cosas se complican bastante pero hay datos y acontecimientos que expanden la confianza. De ahí a las relaciones colaborativas, tipo las patronas, no es mucha la distancia. Es tiempo de establecer y redefinir la noción de la relación e intercambios sociales en tiempos de la República restaurada.