Sociedad y Justicia

Discriminación por orientación sexual obliga a las personas a vivir en solitario procesos de autoidentificación y a correr riesgos: Conapred

febrero 18, 2020

Orizaba, Ver.- Los elevados niveles de homo, lesbo y transfobia que caracterizan a la sociedad mexicana obligan a la comunidad LGBT+ a vivir, prácticamente, en solitario los procesos de autoidentificación; incluso en el entorno familiar, laboral y escolar, los rechazos no disminuyen, según datos del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), todo ello, se plantea, "propicia desinformación y riesgos para la salud, y en los que se reproducen situaciones que fuerzan a las personas a ocultar su orientación sexual o identidad de género para evitar ser juzgadas, maltratadas y agredidas".

De acuerdo con los datos, en la sociedad mexicana aún existe un gran rechazo a la comunidad lésbico gay, las estadísticas de la encuesta sobre discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género señalan: "puede considerarse que las personas tienen un perfil que las ubica en niveles socioeconómicos relativamente más altos que el promedio de la población, debido a su alto nivel educativo y su residencia en contextos urbanos".

No obstante, continua, "en el acercamiento a las experiencias a lo largo de su vida, puede observarse una problemática continua y constante que se relaciona con el rechazo social a la diversidad sexual y de género. Las consecuencias de esta discriminación se materializan en las experiencias cotidianas, desde el proceso de reconocimiento de su orientación sexual e identidad de género, hasta sus oportunidades de desarrollo personal y ejercicio de derechos".

Asimismo, se da a conocer que existe una dificultad "para hablar acerca del tema en el entorno inmediato, la familia y la escuela, por ejemplo, conduce a que las personas vivan procesos de autoidentificación solitarios, que propician desinformación y riesgos para la salud, y en los que se reproducen situaciones que fuerzan a las personas a ocultar su orientación sexual o identidad de género para evitar ser juzgadas, maltratadas y agredidas".

De hecho, se señala la existencia de un contexto hostil que enfrenta la población de la diversidad sexual y de género, "que se refleja en la restricción al ejercicio de derechos fundamentales como la salud, el trabajo, la educación y la justicia, entre otros". La encuesta da cuenta del ambiente discriminatorio en que viven personas de la diversidad sexual y de género que, probablemente, cuentan con mayores recursos y oportunidades.

"Los resultados, entonces, deben ser considerados como el nivel mínimo que alcanzan la homofobia, lesbofobia, bifobia y la transfobia en México". En medio de estas condiciones, el Conapred y la propia Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), "confían que la encuesta contribuirá a proponer soluciones a esta discriminación estructural, a través de la identificación y el combate contra los prejuicios y estigmas sociales y de la aplicación de políticas públicas y acciones incluyentes que eliminen las normas, conductas y prácticas discriminatorias y violentas que enfrentan estas personas".

MÁS NOTAS DE febrero 18, 2020

<p>Dicotómica asociación entre delincuencia y corrupción</p>

Dicotómica asociación entre delincuencia y corrupción

Inseguridad y corrupción se han convertido en una peligrosa dicotomía que afecta la vida social y, en lo general, a toda la estructura del Est

Leer nota completa