Política

Lamenta desabasto de medicinas vocero de la Diócesis de Orizaba

febrero 16, 2020

Orizaba, Ver. - El vocero de la diócesis, Helkyn Enríquez Báez, lamenta el desabasto de medicamentos en el sistema de salud pública, y considera que el gobierno federal difícilmente podría atender una epidemia o pandemia como la que pudiera generarse con enfermedades actuales. Asimismo, opina que el ejecutivo federal debería prestar atención a la considerable cifra de feminicidios ocurridos durante los primeros 45 días del año.

El momento por el que pasan los pacientes con enfermedades crónicas, considera, es muy grave y en el caso de los niños con cáncer es mucho más lamentable, "cómo se ve en las personas que tienen un familiar con problemas oncológicos que están sufriendo por problemas de desabasto de medicamentos e independientemente cuáles son sus justificaciones sabemos que sus situaciones de emergencia y las autoridades correspondientes deben de atender, subsanar y buscar soluciones y no estar buscando culpables es lo que se debe de hacer en estos casos".

Nos vemos con otro tipo de realidades, dijo, "y la sociedad civil se organiza, es un derecho que tiene, pero no es necesario llegar a estos extremos, es un derecho básico de la salud, entonces el incumplimiento en las demandas en donde se pone en juego la vida de las personas y de los niños en este caso los padres tienen este caso de manifestarse y exigir que se les atienda cuando a ellos los han están exigiendo un derecho".

"En muchos países los niños son primero en atención, en educación, salud, yo creo que eso se le está olvidando a algunas instituciones de gobierno, es una omisión grave que no se atienda la demanda de la salud de los niños".

Este hecho, asegura, puede ser un indicativo de lo que pudiera suceder en situaciones más complicadas: "si no podemos atender siquiera este padecimiento que está programado, que ya se sabe, que se tiene conocimiento, no nos podemos imaginar ni siquiera qué pasaría en caso de una contingencia ocasionada por una epidemia, una pandemia como la que de repente se puede vislumbrar a nivel mundial".

Otra de las realidades que se tiene en el México actual, dice, son los feminicidios, "cómo lo mencionado en otras ocasiones, expone, es un signo preocupante de la descomposición social, el feminicidio de Ingrid Escamilla, nos muestra que hay una deshumanización en nuestro país y la impunidad con la que actúan estas personas porque son delitos a los que a veces no se les da un seguimiento; es preocupante; estos casos que parecerían salidos de la ficción".

"Debemos crear una conciencia social de que la violencia se hace más grande cuando se difunde de modo morboso, porque exponer imágenes de violencia toca la conciencia de los ciudadanos y creo que igual debe abordarse la ética de la comunicación, el respeto que se debe tener a las personas, el amarillismo de los medios es el instrumento de violencia, el compartir imágenes como pasó con esa noticia, en lugar de generar conciencia, implica nuevas formas de violencia, que se utilice como cajas chinas y no se focalice la atención a la gente", plantea.