Política

Policía dispara a civiles; portaban armas, defiende

febrero 12, 2020

Habitantes de la zona de Isla protestan por abusos; atacan a reportero; hay 20 detenidos

Isla, Veracruz.- Habitantes de Isla y otros municipios de la zona piñera de Veracruz, fueron amedrentados por elementos federales y estatales cuando realizaban una protesta por supuestas arbitrariedades realizadas por elementos de la Fuerza Civil (FC), dejando un saldo de 20 personas detenidas y dos policías lesionados; algunos de los manifestantes son ligados a un grupo de autodefensas que se definen como "pueblos unidos".

Un grupo ciudadanos de los municipios de Isla, José Azueta, Playa Vicente y Juan Rodríguez Clara, realizaron una manifestación frente a la base de la Policía Estatal y Federal, ubicada enel entronque con la autopista 145, para exigir la salida de la Fuerza Civil, corporación que pertenece a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Veracruz y la Guardia Nacional, ya que, aseguran, comenten una serie de atropellos durante los operativos.

Dentro de los manifestantes se encontraban amigos y parientes del joven Arturo, de oficio repartidor de tortillas en motocicleta, el cual fue detenido por la Fuerza Civil cuando evadía un retén y fue entregado a elementos sin insignia, los cuales abusaron de él.

Otros manifestantes, eran transportistas de carga que denunciaban ser amedrentados con el fin de extorsionarlos, por los elementos estatales cuando realizan sus labores de acarreo.

En las pancartas se quejaban en general de arbitrariedades que se habían registrado durante los operativos implementados por esta corporación y exigían el cese inmediato de su director, Jorge Luis Pescador.

Uno de los elementos de la Policía realizó disparos para amedrentar a los manifestantes que golpeaban los portones de acceso de la base, lo cual calentó aun más los ánimos.

Los manifestantes incendiaron la patrulla FC-9241 que estaba estacionada dentro de la base y cerraron los accesos a las carreteras, lo cual derivó en el operativo implementado por la SSP y la Policía Federal para liberar el área.

Los policías dispararon contra los ciudadanos que bloqueaban la salida principal de la base para disuadirlos y detuvieron a los que estaban al frente de la manifestación.

De acuerdo con información emitida por la SSP, en el operativo desplegado en el municipio de Isla se detuvieron a 20 personas que encabezaban las agresiones contra la base de la Policía y aseguraron dos armas de fuego de calibres 9 mm y 22, respectivamente.

Asimismo, detallaron que dos policías resultaron lesionados y fueron trasladados a un hospital de la región para ser atendidos, pero se reportan fuera de peligro.

El secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, confirmó en un video circulado por el área de comunicación social que durante la manifestación dos oficiales fueron agredidos con armas de fuego por eso se procedió con el operativo para hallar a los agresores.

Convocan autodefensas

24 horas antes de la manifestación, circularon por redes sociales y grupos de WhatsApp de la cuenca, la convocatoria a esta manifestación, la cual fue escrita en una hoja de papel y firmada por "Los Pueblos Unidos" donde se expone que reciben apoyos de un cártel para levantarse en armas.

"Ahora ya no sabemos de quien cuidarnos, si del gobierno o los cárteles ya que hasta ahora vamos recibiendo apoyo de un cártel que todos conocemos y nosotros Los Pueblos Unidos somos fuertes para levantarnos en armas y sacar de nuestros pueblos a la delincuencia organizada que la Fuerza Civil, Guardia Nacional y parte de la Sedena", expone el manifiesto que lanzaron de manera previa.

En la zona de la cuenca del Papaloapan y la parte del Istmo de Tehuantepec, que une a los estados de Veracruz y Oaxaca, se disputa el territorio entre grupos de la delincuencia y grupos de autodefensas, los cuales ejecutan y desaparecen personas.

En esta zona operan células del Cártel Jalisco Nueva Generación y una fracción de Los Zetas, quienes tienen enfrentamientos con los autodefensas que se han ido conformando, con el apoyo de algunas autoridades y personas que han estado ligados a asesinatos o provienen de familia de caciques.

Agreden a reporteros

Durante la cobertura de la manifestación y posterior operativo, varios reporteros locales quedaron en medio del enfrentamiento, en una de las trasmisiones se ve como el reportero Alberto Carmona, del medio digital Piñero de la Cuenca, fue golpeado por elementos de la SSP y después fue detenido.

Personal de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP) se trasladaron al lugar y resguardaron a cinco de los ochos reporteros que estaban cubriendo el evento, Alberto Carmona fue liberado por parte de la Policía y es atendido por los golpes que presenta.

Otros tres reporteros lograron salir de la zona de conflicto y se trasladaron hacia Loma Bonita, Oaxaca, donde tienen su residencia.

Temor en La Antigua por supuestas patrullas pirata

Mediante redes sociales, habitantes de Ciudad Cardel denunciaron que desde hace algunos días han circulado patrullas pertenecientes a la Fuerza Civil que no tienen número económico rotulado.

Señalaron que unidades que patrullan en céntricas calles de la cabecera del municipio de La Antigua, no tienen ningún numeral visible y esto les hace desconfiar de ellos.

Una de las denunciantes señaló: "esto me parece grave porque pensamos que pueden ser clonadas o no sé. Mis tías tienen un puesto de frutas y verduras acá en el centro y aunque ni a mi ni a mi tía nos han molestado, si vemos cómo acosan a las muchachitas".

Informaron que les parece peligroso ya que si alguna de dichas unidades incurre en alguna violación a sus derechos o abuso de autoridad, no sabrán a quién recurrir a denunciar.

De esta manera solicitaron la intervención del titular de la SSP, Hugo Gutiérrez Maldonado, para que esclarezca la situación de la corporación policial.

Esto se suma a otras tantas violaciones denunciadas por la población en contra de la Fuerza Civil, misma que este martes se enfrentó con manifestantes en Isla, los cuales quemaron una patrulla ante el hartazgo y la impotencia por los abusos.