Política

No pasará propuesta de reforma a la tasa impositiva por ideologías políticas; se debió negociar antes de manejo mediático: analista

febrero 12, 2020

Orizaba, Ver.- Una reforma fiscal puede ser el detonante para que la economía nacional crezca, la actual tasa impositiva no sólo aleja las inversiones extranjeras sino que además inhibe el crecimiento económica nacional; la generalización del IVA con una reducción de dos puntos porcentuales así como del ISR, serían el remedio para el mal momento que pasa la economía mexicana, no obstante, reconoce Enrique Trueba consultor financiero, "la ideología política del régimen en turno frenará su avance en el Congreso de la Unión".

Pero esta propuesta, señala, es un tema muy antiguo, "recordemos que desde la época de Vicente Fox ya se estaba discutiendo con mucha fuerza aplicar estos cambios fiscales de manera generalizada y tener tasas diferenciadas en diferentes productos y servicios que se consumen en el país. Es una medida buena, obviamente se incrementa de manera importante la recaudación fiscal y referente a la reducción del Impuesto Sobre la Renta, ya íbamos en camino a ese cambio, en la época de Felipe Calderón, cuando salió el impuesto especial que era el IETU que se quedaba como impuesto de 20% a tasa única".

En los países desarrollados, explica, "tiene un impuesto corporativo a tasa única de 20%, se aplica una tasa generalizada e incentiva la inversión y con ello México se volvería un país competitivo con los Estados Unidos, Canadá y Europa para atraer inversiones extranjeras a México, dado que la tasa es más baja que en otros países, pero la tasa corporativa hoy es de 30% y tenemos una tasa de 10% en la Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU) y los inversionistas extranjeros lo consideran un impuesto adicional, por eso México es un país caro para ellos y detiene sus inversiones".

Esta propuesta que hace el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), "no es nueva, la están reactivando, pero sí sería de mucho beneficio". No obstante, reconoce que habrá muchos problemas para que en el Senado de la República y la Cámara de Diputados sea aprobada, "es muy difícil que, primero el Presidente lo acepte y lo mismo pasaría en las cámaras, porque ellos quieren recaudar en corto plazo para mantener sus programas sociales".

Este es un proyecto que llevaría tiempo en su implementación, advierte, "y sus beneficios se verían en uno o dos años de implementado, y, actualmente, el gobierno federal necesita dinero, no dentro de dos o tres años; es una excelente medida, es una excelente propuesta, es seguir la línea en la que están países desarrollados para ser competitivos internacionalmente, pero con pocas posibilidades de éxito, dado que no está negociado con el Ejecutivo de manera adecuada".

Primero se tuvo que haber negociado y convencido al Presidente, y después ver todos los análisis económicos que puede conllevar para que la inversión regrese a nuestro país, dado que tenemos más de un año sin recibir inversiones extranjeras de manera directa en forma significativa y directa que es lo que genera empleos riqueza y bienestar para las familias, expone.

"Es una buena noticia, pero mediática y con pocas posibilidades de éxito. La tasa de IVA en México es muy elevada y aunque no se aplica en medicina y tampoco en alimentos, sí pagamos un Impuesto al Valor Agregado sumamente elevado, la propuesta que se hace es bastante interesante y ojalá se tomara en cuenta seriamente, que sea analizada por la gente del SAT y de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, hicieran los números y vieran cómo sí podemos lograrla para reactivar la economía, que en este año, de acuerdo a las expectativas de crecimiento de las calificadoras, se está reduciendo, aun cuando no lo quieren ver así las personas que nos están gobernando, pero las calificadoras nos están reduciendo las expectativas de crecimiento que tiene la Ley de Ingresos para 2020".

El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas hace unos días presentó su propuesta 2020 "Recuperación de la Inversión y el Crecimiento Económico con Enfoque Social", en la que destaca, dice, la reducción del Impuesto al Valor Agregado y del Impuesto sobre la Renta, pero generalizar el IVA, se propone reducir su tasa de 16 a 14.5 por ciento; mientras que al ISR, se propone reducirlo de 30 a 23 por ciento, "lo que con ello se pretende es mejorar la competitividad global y fomentar la inversión".