Política

"Políticas migratorias a modo atentan en contra de dignidad y derechos humanos"

febrero 10, 2020

Orizaba, Ver.- La política migratoria del gobierno federal apuntala las violaciones a los derecho humanos de los migrantes, de hecho, México se convirtió en el muro que contiene el flujo de indocumentados en camino hacia los Estados Unidos, "las estrategias migratorias parecieran estar diseñadas a modo, aún cuando se atente la dignidad y los derechos humanos de los migrantes", señala el vocero de la diócesis de Orizaba, Helkyn Enríquez Báez.

El tema migratorio, señala el prelado, es una de la prioridades que la Iglesia católica tiene, "los obispos del norte y sur del país y la Iglesia misma, siempre va a estar a favor del migrante, es un mandato del Señor, porque fui forastero y me hospedaron, independientemente del estatuto legal que algunas personas pudieran tener al cruzar por nuestro país es una obligación cristiana, un modo de testimoniar la fe el acoger a los forasteros, a los migrantes, en eso no hay cambio de discurso y no se puede modificar el evangelio".

Como Iglesia, explica, "nos corresponde velar por ellos, asistirlos en la medida que nuestras comunidades lo puedan hacer, dándoles alimento, cobijo y un lugar en donde guarecerse"; sin embargo, agrega, la política migratoria del actual gobierno, indica que nuestro país se utiliza para ser el muro que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió en campaña, "según las estrategias oficiales que se perciben sobre todo en la frontera sur, así nos lo indica, pareciera que se está elaborando un operativo al servicio del país del norteamericano, muchas veces atentando contra la dignidad y los derechos humanos de los migrantes".

Por otro lado, igual rechazó la aprobación que una comisión de diputados federales, hizo, en primera instancia, de la despenalización del aborto en todos los estados del país, "la Iglesia confía en la sensatez, no de un partido si no de cada diputado en particular, en su libertad, inteligencia, racionalidad y trabajo legislativo; la despenalización no debe ser una línea de partido sino que debe de ser la libertad que cada uno de los diputados tengan; hay diputados que de una manera responsable no siguen la línea dictada por un partido e incluso algunas veces votan en contra de las líneas que tienen sus partidos".

Creo que estas iniciativas, "en esta época del país, no tienen que ser líneas de partido sino de acción que cada uno tenga, ya hemos tenido prueba de algunos diputados que, con responsabilidad, no siguen ninguna línea dictada por una agenda de partido, sino que ellos mismos a veces votan en contra de las iniciativas".

Pero hay que tomar en cuenta, precisa, "que son la mayoría los estados que tienen blindada la vida como un derecho fundamental, hasta el año pasado eran 28 contra 32 que tiene la Federación, creo que los diputados no deben de manifestar una insensibilidad a las comisiones de la población; la palabra no dice despenalización, no significa legalización, significa que en algunas situaciones haya diferentes atenuantes o agravantes y yo creo que las que la ley contempla deberían de ser suficientes, no hace falta promover una liberalización del aborto porque eso va en contra de la reforma de los derechos humanos que protege de modo fundamental a la vida, entonces, si se protege a la vida no se puede estar promoviendo por otro lado la muerte, especialmente de un defensor".