Sociedad y Justicia

A través del IIMB, la UV inicia programa de Detección Oportuna de Hígado Graso

enero 23, 2020

Boca del Río, Ver.- La Universidad Veracruzana (UV), través del Instituto de Investigaciones Médico Biológicas (IIMB), el Centro de Estudios y Servicios de Salud (CESS) y la Facultad de Nutrición, región Veracruz, invita a la población al Programa de Detección Oportuna de Hígado Graso, que consiste en la detección oportuna de la enfermedad por hígado graso no alcohólico (EHGNA) mediante un ultrasonido, pruebas de función hepática y medición de la elasticidad del hígado.

El director del IIMB, José María Remes Troche, sostuvo: "ésta es una enfermedad silenciosa ya que la mayoría de las veces no da síntomas hasta que se encuentra en etapas avanzadas". Afecta el hígado de quienes no consumen grandes cantidades de alcohol y se asocia a diabetes, hipertensión arterial, obesidad y grasas elevadas.

Agregó que "en la actualidad se contempla que para 2030 la primera causa de cirrosis no será el alcohol sino el hígado graso. Esta situación ocurre frecuentemente en sujetos con sobrepeso, obesidad e hipertensión o diabetes".

Informó que la mayoría de los afectados almacenan grasa en su hígado de manera permanente, a menos que se tomen medidas correctivas; esta enfermedad puede evolucionar a cirrosis hepática y cáncer de hígado.

El programa de detección del EHGNA es gratuito y es una iniciativa de la Asociación Mexicana de Gastroenterología, la UV y las autoridades estatales cuya finalidad es detectar en padres de familia de diversas escuelas si padecen hígado graso.

Del 22 de enero al 7 de febrero se brindarán pláticas sobre el programa en diferentes facultades de la Región Veracruz de la UV, se subraya que los participantes deben ser mayores de edad, mexicanos de nacimiento, no padecer cáncer u otra enfermedad terminal, no estar embarazadas y no consumir más de tres bebidas alcohólicas al día.

Los interesados deben agendar una cita llamando al teléfono 931 8011 extensión 110 en horario de atención de 8 a 14 horas. Posteriormente los días 11, 12 o 13 de febrero deben acudir al CESS donde se les practicará un ultrasonido de hígado, un examen de sangre para probar la función hepática y una medición de la elasticidad del hígado, para detectar oportunamente esta condición.

Las personas con diagnóstico de hígado graso serán citados a una nueva consulta los días 12,13 y 14 de marzo para realizar una prueba que se llama Fibroscan, para determinar si tienen riesgo de cirrosis. Remes Troche indicó que el principal tratamiento consiste en bajar de peso y hacer ejercicio, además que existen medicamentos como la Vitamina E, que pueden ser útiles también.