Política

Disputa por tutela de un menor lleva a militar a la cárcel

enero 17, 2020

Un grupo de personas se manifestó en las instalaciones de la Unidad Integral de Procuración de Justicia del distrito de Poza Rica, en reclamo de la libertad de un militar detenido por una presunta agresión sexual en contra de un menor de edad. El soldado es pareja sentimental de la madre del menor y fue denunciado por el padre, quien además argumenta recibir amenazas y temer por su vida.

Indira Itzel Juárez García y Neftalí Olivares Hernández se unieron como pareja, procreando a un menor cuya identidad será resguardada. El 25 de junio de 2019, Itzel denunció que le habían arrebatado a su hijo y que durante un mes solo se le había permitido verlo en una ocasión, por lo que pedía el apoyo de las autoridades.

Este 16 de enero, Neftalí convocó a una rueda de prensa para dar a conocer que estaba siendo víctima de amenazas y acoso tras denunciar que su hijo había sido víctima de abuso sexual por parte de la pareja sentimental de su ex esposa, al que identificó como Junior J. P.

Junior fue detenido el pasado viernes en el estado de Tlaxcala por elementos de la Policía Ministerial, en cumplimiento de una orden de aprehensión; recientemente había ingresado al Ejército Mexicano.

Neftalí se queja de que ha sido víctima de una campaña de desprestigio, pues se le ha señalado de participar en la venta de combustible robado, motivo por el cual dejó su trabajo como taxista, ante el temor de ser agredido.

Un par de horas después de que Neftalí denunciara las amenazas en su contra, vecinos de la colonia División de Oriente se manifestaron en las instalaciones de la Fiscalía Regional, exigiendo la liberación del militar, de quien aseguran es inocente.

El padre de Itzel expuso que en ningún momento Junior agredió a su nieto y que la denuncia en su contra obedece a una venganza por parte de su ex yerno en contra de su hija.

La propia Itzel Juárez asegura que Maleni Hernández, quien fue la que aseguró que el niño presentaba señas de haber sido agredido sexualmente en su pene, versión que minutos antes había comentado el padre del menor.

Dicha agresión ocurrió supuestamente ocho meses atrás, un mes antes de que Itzel pidiera le dejaran ver a su hijo, el cual, de acuerdo con el testimonio de la madre, desde el 31 de mayo le había sido arrebatado por la familia de Neftalí.

Mientras la ex pareja se enfrasca en una lucha de denuncias entre sí, la principal víctima es el menor de escasos cuatro años, por lo que las autoridades deberán deslindar responsabilidades, determinar su hubo o no una agresión sexual o solo se trata de una venganza por parte del padre y cuál será el destino que mejor le convenga.