Política

Conagua y Semarnat protegen a empresas

enero 15, 2020

Piden habitantes que el gobierno expulse a Odebrecht de Veracruz; se sienten vulnerables, acusan

A seis años del movimiento de defensa del Río Los Pescados de la Cuenca La Antigua, las comunidades se sienten vulnerables porque Conagua y Semarnat siguen protegiendo a las empresas y ponen obs-táculos al amparo que solicitaron pobladores en contra de la liberación de la veda decretada por Enrique Peña Nieto y piden que de una vez el gobierno actual saque a Odebrecht del estado, porque sigue operando como si en Veracruz no hubiera pasado nada.

En entrevista, Alejandro Gallardo, Alejo Ruiz Báez, José Milán Tejeda, Gervasio Rodríguez Téllez y Leonel Ferto Cortés, integrantes del colectivo Pueblos Unidos de la Cuenca Antigua por Ríos Libres (Pucarl) señalaron que a seis años los proyectos hidroeléctricos siguen activos y no ha habido por parte de las autoridades federales y estatales una respuesta oficial que diga no a los proyectos de minas y pequeñas hidroeléctricas.

Alejandro Gallardo pide al gobierno que termine de echar de Veracruz a Odebrech porque tal parece que aquí no pasó nada, es extraño que aquí no sólo estén interesados en la construcción de hidroeléctricas, sino teniendo participaciones en la administración del agua, "justo acá no se le cancelaron los contratos, por ejemplo siguen manejando el agua en Veracruz-Boca del Río, sabemos que están haciendo un mal trabajo, elevaron las tarifas. Están metidos ahí cuando en otros países los echaron fuera".

La exigencia con el nuevo gobierno es que frene la privatización del agua y este tema es muy importante para nosotros porque es la ventana abierta para quienes tienen dinero obtienen concesiones de agua y después hacen presas, por eso seguimos en la defensa del río.

"Estamos lejos de ganar una batalla, lo que queremos es que se vayan las empresas del río, y queremos soluciones, es como nos dan un aliciente, la exigencia ahí está, queremos ríos libres y limpios".

Alejo Ruiz dijo que no hay una respuesta oficial que ya no se va a hacer la presa en el Río los Pescados, "Conagua no ha dicho qué ha pasado, no tenemos ningún documento que nos diga que ya queda cancelada la construcción, entonces es lo preocupante, en el caso del gobernador se han pedido dos audiencias con él y simplemente no existimos".

"Nosotros queremos que se cancele el proyecto, que se regrese la veda, pero que nos garanticen a todos los pobladores de la cuenca que no va a haber proyectos de muerte, no sólo hidroeléctricas, fracking, minas y el río nos ha dado mucho a la gente, es un pueblo en donde se trabaja el turismo y Jalcomulco es un destino que ha sobresalido a nivel internacional", señaló José Millán.

También señalaron que ante la promoción del amparo contra el retiro de vedas a la cuenta La Antigua, Semarnat y Conagua han hecho hasta lo imposible para que la gente de Jalcomulco reciba la protección de la justicia federal y por el contrario Conagua tiene abiertas las concesiones.

Dieron a conocer que el 20 de enero se llevará a cabo el sexto aniversario del campamento "Centinelas del Río", ubicado en el predio El Tamarindo, sobre la carretera Tuzamapa-Jalcomulco.

Temen una fuerte temporada de incendios en el Pico de Orizaba

La Perla, Ver.- El Parque Nacional Pico de Orizaba, así como el resto de las zonas boscosas de esa montaña, ahora son amenazados por el temporal de incendios forestales. En este año, el fenómeno pudiera ser más grave debido a la resequedad que se crea por el paso del invierno y aun cuando los frentes fríos no han sido tan intensos como en años anteriores, sí crean las condiciones para el inicio de los siniestros.

El reporte que emite Jorge Martínez García, director de la unidad municipal de Protección Civil, confirma que pese al paso de frentes fríos por la zona centro del estado, hasta el momento no se ha llegado al punto de heladas y mucho menos nevadas en las faldas del pico de Orizaba, "por lo menos en lo que va del año", según da a conocer.

El paso del temporal, precisa, "provoca baja en la temperatura, pero no son excesivas y por ello no hay necesidad, hasta el momento, de trasladar a los albergues a familias en condiciones de vulnerabilidad". El mismo récord que se tiene en materia de temperaturas en esta temporada invernal, señala, "provocó que el mes pasado se registrara una temperatura de dos grados sobre cero que hasta el momento ha sido el momento más crítico que se ha tenido, sin llegar a condiciones extremas".

Este municipio, junto con Marano Escobedo, tiene al menos diez congregaciones que se ubican por arriba de los tres mil 500 metros sobre el nivel del mar "y es ahí en donde podrían registrarse los problemas ocasionados por heladas o nevadas especialmente, fenómenos que hasta el momento no ha ocurrido", confirma en su mismo reporte.

No obstante, estas condiciones, la unidad de protección civil, mantiene habilitados los albergues para dar cabida a las familias que por seguridad propia decidan trasladarse a ellos, sobre todo por un marcado descenso en la temperatura; "a diferencia de otros años, dijo, en lo que va del fin de año pasado y del actual, sí ha descendido la temperatura, pero no como en otras ocasiones. Es una temporada bastante atípica, sobre todo porque si bien se esperaban marcados descenso en la temperatura lo que menos que se ha tenido son dos grados sobre cero".

Sin embargo, aún falta la parte más difícil del temporal de invierno que se registra en lo que resta del mes y parte de febrero, pero el descenso de la temperatura, reseca los bosques y pastizales, lo que en determinado momento se convierte en uno de los factores que en determinado momento pudiera detonar los incendios forestales".

Ese es otro de los grandes problemas que se tienen, pues indica, los pobladores cercanos a las faldas del pico de Orizaba, son los primeros en estar en contacto con los siniestros, pero a veces no tienen a herramienta adecuada para frenar su crecimiento, de hecho, en este municipio se encuentran en estado de alerta ante la eventual temporada de incendios forestales.