Política

La faena. Ley Kaliman bajacaliforniana para Veracruz

enero 11, 2020

Detrás de la propuesta del PRI-PVEM conocida popularmente como ley Cisneros, para que en caso de de ausencia o renuncia del Gobernador en turno sea el Secretario de Gobierno quien ocupe su lugar, se aprecia ya una especie de destape excesivamente adelantado e insuflado -más que del interior del aparato gubernamental morenista que en su mayoría se encuentra alineado con Cuitláhuac García- proveniente de la Secretaria de Gobierno, cuyo titular, Eric Cisneros ha tomado al pie de la letra el apelativo de dicha dependencia y supone que por default a él le toca proponer, influir y decidir en el complejo proceso político de Veracruz…Con una lectura superficial e inconexa con la realidad, el bajacaliforniano avecindado en el estado considera maduras las circunstancias tanto para que los seis años del gobierno de García Jimenez se reduzcan a dos y que en ese ideal escenario, dado su "carismático perfil, su vasto conocimiento del Veracruz profundo, sus consolidadas relaciones con el morenismo estatal y su consolidada interrelación con la oposición" , la escenografía que el mismo construye, este a punto para que sus notables ambiciones personales lo lleven a ocupar la silla gubernamental, sin necesidad de exponerse a una elección abierta en la que sin dudas perdería hasta en la casilla del aburguesado y wannabe fraccionamiento que habita en Coatepec…Es sabido tanto dentro del aparato de gobierno como quienes observan la política desde fuera, que Cisneros Burgos supone que es el heredero de Cuitláhuac; en esa abstrusa forma de pensamiento a él también le corresponden los méritos de Cuitláhuac quien a contrapelo del dinero, los poderes fácticos y las alianzas inconfesables pudo destroncar la incipiente instalación de la monarquía yunista… Eric no parece comprender que en la nueva política veracruzana los designios divinos, el derecho a ser sin merecer y la unción de personajes vacuos como candidatos fue precisamente lo que contribuyó en mucho a la transición que encabeza López Obrador y en consecuencia en Veracruz, García Jimenez…Pero más allá de esas eventuales consideraciones que alimentan oscuros apetitos personales, la mano de Cisneros Burgos se aprecia en distintas formas y momentos en su concepción poco ortodoxa de la política…No obstante sus evidentes limitaciones, el intelectual-escritor, ha tejido ya ciertas alianzas con algunos débiles reductos de la oposición. Entre otros, ha logrado que la desprestigiada cúpula del SETSE, entregada en su momento al proyecto dinástico de Miguel Angel Yunes Linares, haya declarado que pretende trabajar otra vez para el PRI, -ojo, no para Morena- en un intento de aproximación colateral con un ala del morenismo de elástica y distraida disciplina ideológica…Lo que sin dudas revela sus pretensiones y de paso destapa la acomodaticia nueva versión de la oposición priísta-pevemista, es la audaz promulgación que hizo la diputada Ayala Ríos, ahora amnésica de esa feroz campaña para ablandarla en la que se conoció públicamente de la manera abusiva en la que disponía de plazas y recursos sindicales en el COBAEV, por cierto, hoy ya misteriosamente olvidada por quienes en su momento pretendían crucificarla…Así pues salta a primera vista que una propuesta como la ley Cisneros, ningún beneficio traería para la anémica dualidad PRI-PVEM, pues en sus actuales circunstancias y como metas inmediatas electorales acaso se encontraría ganar algunas regidurías y diputaciones para mantenerse políticamente vigente…¿Cuál es el interés entonces para colocar en el debate que el Secretario de Gobierno sea quien sustituya al Gobernador, en un escenario que precisamente Cisneros Burgos se ha dedicado a construir entre sus imaginarias bases de apoyo y aún entre supuestos opositores claramente enemigos del gobernador?.. De tal manera que por más lógica que se le quiera encontrar en el sentido de responder a un interés público, la iniciativa de la diputada Ayala parece representar nada mas los intereses particulares de Cisneros y su grupo compacto; confirma además las alianzas que el bajacaliforniano esta tejiendo con algunos reductos de la "oposición", con el evidente propósito de darle cumplimiento a un deseo personal de trascendencia política cuyos alcances han rebasado ya sus cómodos y conocidos linderos de la burocracia estatal…Al mismo tiempo, la artificial y enredada complejidad que desató la propuesta de Ayala Ríos le sirve también de termómetro para medir los efectos que tendría para la opinión pública una panorama en esos términos. En su imaginario político, el ingeniero agrónomo ya tendría de aliados en el Congreso al PRI-PVEM; le faltan los panistas entre los cuales se ahonda cada vez más su división y acaso una fracción del grupo legislativo de Morena con la que ha tejido alianzas, en un venenoso golpismo que atenta contra el mismo gobierno que lo cobija…El proyecto cisnerista va. Sólo le falta que Cuitláhuac se decida a renunciar …Por cierto, a un alto funcionario de raices cuenqueñas también le acaban de descubrir una notable similitud con el síndrome de aquel mandatario, paisano suyo por aquello de que asienta su veracruzanidad en antepasados avecindados en la región, que pensaba que el estado era un bufett…Una infortunada víctima se vio inmersa en lamentable suceso en que el poderoso funcionario sacó y expuso sus más oscuros instintos, aprovechando, claro esta, el cargo.