Política

Coordinador de Laguna Verde desmiente versiones de Proceso

diciembre 12, 2019

En el reportaje "Laguna Verde, el desastre nuclear anunciado para la 4T", publicado por el semanario Proceso, se señala que la Central nucleoeléctrica tiene problemas técnicos, estructurales y de fugas radioactivas. Ayer, la Comisión Federal de Electricidad desmintió la versión y, por el contrario, Héctor López Villareal, coordinador corporativo de Laguna Verde, aseguró que los principales objetivos de la Central Nucleoeléctrica Laguna Verde (CNLV) son la seguridad del personal, garantizar la confiabilidad de la generación, así como la excelencia en los procesos.

En el mencionado reportaje, se señala que los problemas técnicos señalados deben ser tomados en cuenta por la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias (CNSNS) antes de solicitar la renovación de su licencia para operar 30 años más.

La investigación sostiene que ejemplo de los riesgos que existen en la planta son las grietas en el contenedor primario y en la alberca de supresión, según el reporte de condición #89384, del 2 de marzo último, consultado por el reportero enviado.

Héctor López Villareal, quien también es Coordinador de Generación Termoeléctrica, es decir, de las 567 unidades generadoras del país en todas sus formas de generación, señaló que la Central Nucleoeléctrica es un soporte importante en la operación confiable del sistema eléctrico nacional y es un logro para el sistema de generación eléctrica, ya que combina la tecnología de bajo costo variable de generación y la ausencia total de gases invernadero, es decir, se evita enviar a la atmósfera cerca de 12.4 millones de toneladas de bióxido de carbono.

López Villareal, experto en materia de energía nuclear, dijo que la Central, cuenta con dos unidades repotenciadas (hace 10 años) de 675 a 800 Megawatts (MW) cada una, y conforman una central de mil 600 MW de carga base, es decir siempre está generando toda la potencia que puede.

López Villareal, quien participó en el diseño, construcción e inicio de la puesta de servicio de Laguna Verde, dijo que la Central es de suma importancia para el sistema eléctrico nacional, ya que su despacho por parte del Centro Nacional de Control de Energía es permanente. Como ejemplo comentó que la unidad número uno tiene 280 días en operación sin parar, desde su última recarga de combustible.

El ex director de la CNLV, afirmó que la Central cuenta con todos los permisos y licencias para su operación, tanto de la central como de su personal, y que nunca se han presentado incidentes graves, ya sea liberación de radiación a la atmósfera o dosis fuera de los estándares al personal, y que, de hecho, de haberse presentado un incidente considerable, la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias, organismo regulador de la Central, ya hubiera revocado la licencia.

Sobre la seguridad del personal de la CNLV comentó que se le administra las dosis de radiación diarias programadas, se planifican los trabajos, se entrena y se determina el tiempo que se necesita para realizar las labores de mantenimiento y operación, y que todo esto coadyuva a lo más importante, que es es la seguridad del personal y de las poblaciones aledañas.

Con relación con la vida útil de la Central, está en proceso la renovación de la licencia para la unidad uno, que le permitiráseguir operando por los siguientes 30 años, y para la unidad dos se iniciará este proceso de renovación en el año 2025 y que una vez que ambas unidades cumplan sus ciclos de vida útil se tomarán todas las medidas pertinentes y por ley para la remediación y limpia de radioactividad.