Política

"Vocho para dos", o de cómo un par de amigos emprendió un viaje continental

diciembre 09, 2019

Raphael Prata y Adriano Medeiros son un par de jóvenes "malucos", brasileños, que tenían su vida hecha en la isla de Florianópolis, capital del estado de Santa Catarina, al sur de ese país.

Un buen día, se les ocurrió iniciar un viaje hasta Alaska a bordo de una "fusca", como se llama a los Volkswagen en Brasil, modelo 78, y a pesar de la preocupación de amigos y familiares, emprendieron el viaje, el cual llamaron "Fusca a dois" o, en español, "Vocho para dos".

Desde su salida oficial de Tierra de Fuego, Argentina, hace siete meses, han recorrido más de 50 mil kilómetros, con el objetivo de llegar a Alaska, Estados Unidos, con un recorrido total de casi 80 mil kilómetros de carreteras, y visitando 14 países, en medio de aventuras y desventuras.

Raphael Prata expresa que las personas califican a Brasil, El Salvador, Honduras o Colombia como países peligrosos, sin embargo, lo que han visto hasta el momento es otra cosa.

"Peligro hay en todos los lugares del mundo, cada país tiene sus cuestiones sociales, su política, su cultura, nosotros que venimos de fuera, por nuestra experiencia no vimos peligro en ningún lugar, por el contrario, encontramos personas amorosas, simpáticas, que querían que conociéramos de su cultura".

De igual manera cuando le preguntan si no tiene miedo de andar por México en carretera, la respuesta es no: "Si me dicen México es peligroso, voy a decir no, para mí no, pasamos de forma muy tranquila por México", pero aclara: "Hasta ahora…".

Adriano Medeiros destaca la importancia de que las personas emprendan sueños y acciones y se impongan metas, por más absurdas que parezcan, como este viaje que decidieron hacer, y en el que llevan siete meses recorriendo el continente.

"Por eso las personas se identifican mucho con nosotros, porque tenemos un propósito que para muchos puede no tener tanta importancia, hacer un viaje en vocho por las Américas, pero para nosotros cambió nuestras vidas…".

Raphael Prata agrega que México es un país que siempre está presente en su país gracias a la música, siendo ahora Anitta su embajadora en países de habla hispana, además del cine y la televisión, pero sobre todo, por "El Chapulín Colorado" y "Chaves", nombre que recibe allá el programa de "El Chavo del Ocho".

"Yo crecí, él creció, mis primos crecieron viendo Chaves, que es una referencia para cualquier brasileiro, de punta a punta en Brasil, si pregunta quién es El Chavo, todos saben, entonces desde siempre Brasil y México estuvieron unidos…".

Dijo también: "El sueño de todos es posible, somos cada uno de nosotros los protagonistas de nuestros sueños; no existe otra persona para hacer realidad su sueño, usted es protagonista de su sueño, si quiere ir en bicicleta hasta Alaska usted puede ir, basta que corra atrás de su sueño…".