Política

El gobierno debe replantear sus políticas en materia de finanzas y de seguridad: analista

diciembre 02, 2019

Orizaba,Ver.- La estabilidad económica y la inseguridad son los principales retos que el gobierno de la república debe resolver o por lo menos estabilizar en el primer trimestre del 2020, de lo contrario, se corre el riesgo de que la desconfianza de inversionistas nacionales y extranjeros crezca de manera abrupta y con ello se complique el desarrollo del siguiente año, advirtió Enrique Trueba, analista económico.

Considera que los poco más de 76 mil millones de pesos que se invertirán en el 2020 son insuficientes para poder resarcir los daños económicos que se ocasionaron en el 2019, sobre todo, la falta de crecimiento económico y la desconfianza generada en los mercados internacionales con temas como la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y la creciente inseguridad qué detonó el número de muertes en el 2019 una cifra mayor a la de años anteriores. El especialista opinó:

"Es urgenteque el primer trimestre del año venidero haya una estabilidad, primero, en materia de seguridad, que se cambie la estrategia y se garantice tranquilidad y además se ven los incentivos fiscales para la inversión nacional y extranjera.

"Al país le ha costado mucho trabajo ganarse la confianza de los mercados internacionales y por eso ahora es indispensable que se genere esa nueva confianza para que las inversiones empiecen a fluir si se logra estabilidad en esos dos problemas el 2020 será radicalmente mucho mejor que el año que está por terminar.

"Por el contrario, si se continúan preponderando las políticas asistencialistas con fines electorales, nos vamos a acabar el dinero, y entonces sí tendremos un verdadero problema económico mucho mayor porque ya no habrá de dónde tomar dinero y se corre el riesgo de una espiral inflacionaria con sus graves consecuencias económicas.

"Este es el momento de que el presidente López Obrador tome decisiones con la cabeza fría y con ello se piense en el bien del país y no en cuestiones meramente electorales.

"El cierre de 2019 es bastante complicado y debe ser una razón más para que el gobierno de la república replantee sus políticas en materia de finanzas y de seguridad para lograr una estabilidad y con ello tomar impulso en busca de un crecimiento que beneficie a todas las clases sociales, desde los más necesitados hasta los empresarios.

"No es regalando el dinero como se va a solucionar la pobreza del país, sino con la aplicación de medidas y políticas públicas adecuadas que permiten el crecimiento de la economía mexicana a los niveles que se ofrecieron, de alrededor del 4.0%", finalizó.