Política

Funcionales. New Age Polkos

noviembre 29, 2019

Hace un par de días el gobernador de Guanajuato, el panista Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, respaldó sin filtros la idea de la intervención militar estadounidense en el país para combatir a las empresas criminales, toda vez que el gobierno estadounidense ha externado su intención de hacerlo.

Dice el hombre estar a favor "porque no hay otra manera de explicar eso que intentan causar a la población, que es terror…".

En efecto, es de terror, pero tanto el semi analfabeta presidente estadounidense como el polko nostálgico Rodríguez Vallejo revelan una ignorancia rayana en la estupidez. Por una razón incluso sencilla de memorizar. El terrorismo tiene motivaciones y determinaciones políticas, el narcotráfico no. El narcotráfico y toda otra modalidad de crimen organizado tienen exclusivamente motivaciones económicas; aún cuando apelen a métodos terroristas para forzar la voluntad de las autoridades gubernamentales. El terrorismo tiene motivaciones políticas aún cuando pueda usar tácticas terroristas para financiarse.

En abierta disonancia cognitiva dijo que aún así respeta la política del gobierno. Habrá que entender con eso que el joven gobernador puede ser pro intervencionista, pero no del todo estúpido, y procura evitar la confrontación directa con el Presidente. O su entusiasmo juvenil lo hace peligrosamente entusiasta en su conservadurismo católico, y tiene ni soca idea de las consecuencias de sus deseos.

Pero el asunto no es nuevo en absoluto, ésa es la esencia misma de la extrema derecha aborigen: vinculada al estamento más conservador de la Iglesia mexicana, violenta alentadora de grupos juvenil universitarios de choque y con vínculos históricos a los intentos de quintacolumnismo y espionaje, a favor del nacional socialismo alemán durante los primero años de la Segunda Guerra Mundial. Los años en que el santón Héctor Vasconcelos dirigía la Revista Submarino, financiada por la embajada alemana y de contenidos abiertamente pro nazis. Fueron los años del nacimiento y consolidación del PAN vinculados de origen al conservadurismo católico extremo de la derecha mexicana.

Esa sigue la esencia profunda del PAN. Esos con los que simpatizan y avalan a los dos grandes Fox y Calderón.

Es de esperarse que tales abruptos continúen. Están enojados, desorganizados y frustrados por no halar aún el modo de organizarse de modo aceptablemente eficaz y competitivo. Es normal, quedaron hechos polvo con el resultado electoral y enfurecen con el sentido de las decisiones y políticas públicas. Ahora, apenas si aciertan a colocarse oferentes frente a los requerimientos de la campaña electoral del presidente norteamericano.

La cercanía de los primeros hombres del PAN con ideas y personajes de la derecha radical era notoria. De hecho, los servicios de inteligencia estadunidenses de la época sostenían que había una relación muy estrecha entre la Unión Nacional Sinarquista, el PAN, el clero conservador, la Falange Española y los nazis.