Municipios

Librar quejas de acoso en UV, por la vía institucional; hay señalamientos de encapuchados: rectora

noviembre 26, 2019

Alumnos de la región Poza Rica de la Universidad Veracruzana (UV) protestaron la mañana de este lunes 25 de noviembre, previo al informe de labores del vicerrector José Luis Alanís Méndez, por supuestos casos de acoso.

Los estudiantes pegaron consignas impresas en papel sobre el enrejado de la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información (USBI) y sede de la Vicerrectoría, en las cuales denunciaban casos de acoso y desatención de parte de las autoridades universitarias.

Alumnos del Sistema de Enseñanza Abierto denunciaron ser víctimas de extorsión de parte de los académicos para poder aprobar las materias. Al respecto, la rectora, Sara Ladrón de Guevara, reconoció la libertad de la comunidad universitaria de exigir el respeto a sus derechos, pero pidió también que las quejas se canalicen por la vía institucional y no al exterior de la Universidad.

"Vemos pancartas que son quejas; no sabemos, porque son anónimos. No los hacen al interior, los hacen afuera, se cubren el rostro y hacen señalamientos". Invitó a los quejosos a acercarse a la Defensoría de los Derechos Universitarios y exponer sus inquietudes.

Protestas en Orizaba

El movimiento feminista, que hasta hace apenas unos meses estaba oculto al menos en la zona, aprovechó el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer para saltar y exigir a los gobierno del estado y federal dos puntos principales: terminar con la impunidad de la que gozan los agresores de mujeres y detener la discriminación a la que, en el Poder Judicial veracruzano son sometidas las víctimas.

Pero Luz María Reyes Huerta y María de la Cruz Jaimes, ambas activistas, una en la autonombrada Marea Verde y la otra en el colectivo feminista Cihuatlactolli, hacen un balance de las condiciones en las que se encuentra el nivel de violencia contra ellas, lo peor, ambas señalan que "la violencia contra la mujer sigue siendo un obstáculo para alcanzar igualdad, desarrollo, paz, al igual que el respeto de los derechos humanos de mujeres y niñas".

Los tres niveles de gobierno deben hacer válida la protección hacia las mujeres y las niñas en Veracruz. "Todo se ha reducido a un eslogan y no una estrategia, como lo presentaron con bomba y platillo en el mes de enero, ya que a pesar de las dos alertas de género que existen en el estado de Veracruz: una por violencia feminicida y otra por agravio comparado, no sentimos ni creemos que realmente estén trabajando por el bien de las mujeres".

"217 muertes de mujeres en Veracruz es una cifra inadmisible que, a pesar de las dos alertas de género, en donde se supone tendría que estar interviniendo gobierno estatal, hoy nuestro estado ocupe el primer lugar a nivel nacional en feminicidio".

Sin embargo, las mujeres veracruzanas no sólo deben sortear las agresiones físicas, verbales y demás, sino "ahora tenemos que sumar, un aumento en los casos de agresiones sexuales, así como el incremento del acoso escolar en escuelas y facultades de la Universidad Veracruzana; la violencia familiar es de las más frecuentes que enfrentamos las mujeres, el incumplimiento de alimentos es una práctica recurrente además de la violencia física, psicológica, patrimonial".