Política

¿Entendederas?

noviembre 22, 2019

La comparecencia del secretario de Gobierno pareció haberse centrado en la verificación de su rectitud, cosa que está muy bien, toda vez que venimos de un régimen diseñado específicamente para concentrar la riqueza en pocas manos, donde la venalidad de los funcionarios gubernamentales era punto menos que obligatoria; el sistema de complicidades que desplazó la institucionalidad y toda posibilidad de honradez; pero es un desperdicio mayúsculo.

Estos son tiempos de completa reconfiguración institucional. De desmontar el entramado legal del neoliberalismo que legitimó el saqueo y garantizó la impunidad. No es cosa fácil, la naturaleza de las reformas constitucionales iniciadas en los noventa por Carlos Salinas se continuó en las décadas siguientes ampliando.

Todo proceso de reconfiguración institucional, cuando son democráticos, implica nuevos acuerdos básicos no sólo entre actores políticos y agentes económicos, sino entre las instituciones representativas del Estado y la sociedad. Es una discusión pública. La ciudadanía carga con los costos de las reformas neoliberales que le fueron impuestas. Ahora, en el contexto de un nuevo régimen que postula por un Estado de bienestar, es importante saber cuál es la ruta crítica trazada por el gobierno y cuál es el estado de las pláticas o en su caso negociaciones con el resto de las fuerzas vivas de la sociedad veracruzana. ¿Cuál es el concepto del cambio? ¿A dónde apuntamos? ¿Qué tipo de Estado y acuerdos legitimadores queremos? ¿Cómo los vamos a lograr?

En fin, por algún libro de la autoría del secretario recientemente publicado, una conspicua legisladora panista recomienda al secretario colabore en algún pasquín especializado en bodrios televisivos de su probable consumo. Tal es el nivel de abstracción y comprensión de la coyuntura en la que está el Estado mexicano completo, y en donde Veracruz tiene su propio proceso en paralelo completo.

Al final del día no deja de ser atemorizante la estrechez y cortedad de entendimiento de no pocos representantes populares.