Política

Marisol Hernández: fui víctima política de MAYL

noviembre 20, 2019

La ex aspirante independiente a la gubernatura de Veracruz, Marisol Hernández Gómez, denunció que fue víctima de tortura e incluso que fue presa política por parte del entonces gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, que la encarceló para obligarla a sumarse a la candidatura de su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez.

Al hacer uso de la voz durante la conferencia "Violencia y discriminación contra las mujeres como obstáculos que impiden el desarrollo pleno de la democracia" realizada por el Organismo Público Local Electoral (OPLE) narró que tanto ella como su padre y hermano, así como algunos miembros de su equipo de campaña, sufrieron violencia porque fueron víctimas "políticas" del proceso electoral.

Hay que recordar que Hernández Gómez fue detenida el 13 de octubre de 2017 por el delito de privación de la libertad de un menor de edad, pero aseguró que se trató de un asunto político.

"Fuimos siete los que ingresamos al Cereso. El 2 de diciembre, a golpes, me querían obligar a renunciar por escrito a mis derechos políticos y sobre todo a sumarme a la candidatura del entonces candidato a gobernador e hijo del entonces gobernador Miguel Ángel Yunes Linares".

Relató que le prometieron que a cambio le darían libertad, pero no aceptó y denunció estos hechos ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), pero fueron vinculados a proceso.

"Pasamos unos meses muy difíciles en prisión porque acudían negociadores de Gobierno a visitarme para convencerme de que entregara mis padrones de quienes participaban en ese proyecto".

Adicionalmente, dijo que dos colaboradores suyos fueron asesinados y su hijo de tres años fue acosado por policías ministeriales de la Fiscalía, aún a cargo de Jorge Winckler Ortiz, que lo sacaron de su colegio.

"Dos meses antes de la elección acudió personal de Palacio de Gobierno a platicar conmigo y me dijeron: ‘Ésta es tu última oportunidad de salir en libertad, dile a todo tu equipo de trabajo que se sume a la campaña política, si te sumas mañana tienes la resolución a una apelación favorable para que mañana te vayas en libertad".

Tras las elecciones, pudo salir en libertad gracias a un amparo, aunque dijo que el proceso aún no concluye, por ello, dijo que es necesario que se mejore la legislación para poder garantizar una verdadera participación en democracia de la mujer.

A esta denuncia se sumó su representante, Martín Santos Villegas, quien dijo que también fue víctima de tortura y a pesar de denunciarlo, ninguna autoridad le hizo caso.

"Yo estaba preso, fui golpeado, electrocutado, ahogado, asfixiado, pero resistimos y no firmamos. Yo era apoderado legal de la candidatura y como estaba en prisión, y no pude ir yo a denunciar, no me recibieron la denuncia ante la Fepade".