Política

Término Medio

noviembre 20, 2019

La mediatización de lo social

El uso de las redes sociales es un fenómeno relativamente reciente, que ha modificado las formas de existir de los individuos. Las redes sociales son el conjunto de herramientas informáticas en línea que permiten la administración de contactos, destacando por el número de usuarios las redes de Facebook, Instagram y Twitter.

Al cuestionarse si Internet es un medio de comunicación, Gabriel Pérez Salazar investigador de la Universidad Autónoma de Coahuila plantea que la revolución digital iniciada a mediados del siglo pasado desemboca en un proceso de innovación constante en materia tecnológica, que propicia un cambio sustantivo en la vida cotidiana de los individuos.

Como resultado, el conjunto social experimenta transformaciones que llegan a abarcar un espectro muy amplio, aunque referido a las actividades básicas de los ciudadanos: trabajar, estudiar, relacionarse, entretenerse, expresarse y organizarse. Su fuerza transformadora la posiciona como uno de los ejes del modelo político-económico que, en pos de una sociedad de la información y el conocimiento, basa su desarrollo en intercambios info-comunicacionales y en la disponibilidad creciente de información.

Las actividades de los individuos han modificado también la expresión libre de las ideas y en la organización social. Sin dejar de lado que la libertad también propicia actos de irresponsabilidad, por la facilidad con la que el consumidor de mensajes puede convertirse en productor de los mismos, y que en muchos de los casos las fuentes de información no se verifican por los usuarios, el uso de las redes sociales hace factible formas distintas de organización de los ciudadanos.

En defensa de la Universidad Veracruzana (UV) es un grupo que surgió entre las manifestaciones de apoyo a la difícil situación financiera que atravesó la principal institución educativa del sureste mexicano. Es destacable que la respuesta ciudadana tuvo previos intentos de organización, como fue el caso de la marcha anunciada por egresados de la misma, que contó apenas con una decena de asistentes para reiterar el respaldo a la Máxima casa de estudios y reclamar la asignación puntual de recursos.

Sin embargo, el movimiento creció fundamentalmente en la red de Facebook y el colectivo Voz Alterna, representado por un grupo de investigadores y académicos, encabezados por Zaira Domínguez Esquivel, hicieron declaración de principios: sin nexos partidistas, sin dependencias económicas a nivel central, manifestaron su autonomía y protestaron por su derecho a manifestarse en contra de los procederes tradicionales gubernamentales.

El colectivo transitó de la virtualidad al ámbito de la realidad, organizando ruedas de prensa y movilizaciones, en apoyo a la Universidad Veracruzana.

Estos son algunos de los hashtags que se utilizaron, es decir, enlaces que permitieron encontrar publicaciones sobre temas de interés relacionados con la Universidad Veracruzana y en la búsqueda de sumar más adeptos al movimiento.

Para los estudiosos de las formas de organización social, las manifestaciones de apoyo en redes sociales, el uso del logosímbolo de la Universidad Veracruzana como foto de perfil de muchos usuarios, y la demostración de las ideas en las marcha, que incluyó hasta reglas de participación, significaron que la sociedad veracruzana ha cambiado.

Que ahora sí ha ganado espacios. Que las manifestaciones serán la mejor manera de demostrarle a los representantes populares que las redes sociales permiten una mayor interacción ciudadana con características de visibilidad, alcance, inmediatez y sobre todo, movilidad, como nunca en la historia, al margen de las decisiones y compromisos partidistas.