Política

Emplazamiento a huelga de sindicato minoritario del IPE es ilegal: Sipe

noviembre 04, 2019

El Sindicato de Trabajadores del Instituto de Pensiones (Stipe) hace un llamado urgente al Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje (Teca) del Poder Judicial del Estado, para que declare improcedente el emplazamiento a huelga promovida por el Suipev, toda vez que es ilegal.

El secretario general del Stipe, sindicato mayoritario del Instituto de Pensiones, Raúl Maldonado Loeza, manifestó que de estallar la huelga el 8 de noviembre se verían afectados en sus pagos a tiempo más de 30 mil pensionados, por lo que destacó que la postura de dicha organización es clara y busca salvaguardar al Instituto de Pensiones.

Señaló que el Teca declaró procedente el emplazamiento a huelga sin consultar con el ente público o a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, sobre la existencia de algún otro sindicato ni la totalidad de los trabajadores de base al servicio de la dependencia, y no llevó a cabo las diligencias necesarias para proveer sobre la legalidad o ilegalidad de la huelga, como lo establece el Artículo 149 de la Ley Estatal del Servicio Civil, para tener la certeza de que dicho emplazamiento representaba el interés de la mayoría de los trabajadores.

"Para declarar una huelga se requiere que sea decretada por las dos terceras partes de los trabajadores de base con nombramiento definitivo de la entidad pública, dependencia o dependencias afectadas", por lo que el Sindicato Unificador de Trabajadores de Instituto de Pensiones del Estado de Veracruz (Suipev) no puede emplazar a huelga pues solo cuenta con 57 agremiados de un total de 252 trabajadores de base

Cabe destacar que el Stipe fue fundado en 1978 y tiene suscrito un contrato Colectivo de Trabajo firmado por la actual administración el 25 de marzo del año en curso y depositado ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje en fecha de 4 de abril de 2019.

Por lo anterior, Maldonado Loeza manifestó que el Suipev, sindicato que emplazó a huelga, no puede pedir nuevas condiciones laborales, porque no pueden existir simultáneamente dos contratos colectivos de trabajo y menos afectar a todo el IPE.