Sociedad y Justicia

Eran vendedores de ropa de paca los siete desaparecidos en Orizaba

noviembre 03, 2019

Orizaba, Ver.– Las investigaciones para aclarar la desaparición de siete comerciantes pueden tener un vuelvo importante. Primero, se conoció que las víctimas, vendían ropa americana en el municipio de Coscomatepec, de donde huyeron por problemas de inseguridad, asimismo se desconoce si habían sido amenazados, además el pasado fin de semana, personal de la Fiscalía Regional realizó una serie de indagatorias e incluso recuperó los videos en donde se constante el egreso de los desaparecidos.

A una semana de la desaparición, hay nuevos datos importantes debido a que personal de la Fiscalía Regional, con sede en Córdoba, apoyados por peritos forenses y elementos de la Policía Ministerial, realizaron trabajos de inspección en las instalaciones de la comandancia de la policía municipal de Ixtaczoquitlán para continuar con las indagatorias y aclarar este caso.

Primero, y de acuerdo con Ana Lilia Jiménez Sandoval, integrante del colectivo "Familiares de desaparecidos Córdoba-Orizaba", hay un punto que pudiera ser tomado en cuenta en las investigaciones, pues se confirmó que los tianguistas comercializaban pacas de ropa en los municipios de Ciudad Mendoza, Fortín y Coscomatepec, pero de este último lugar dejaron de acudir debido a la ola de inseguridad, aunque se desconoce si habían sido amenazados.

Estos datos, ya fueron aportados a los investigadores del caso, para que sea valorado, según se dio a conocer. De hecho, explica, las indagatorias se están realizando por personal especializado para determinar las líneas de investigación, pero hasta este momento no se han dado a conocer por la misma secrecía. En tanto trascendió que el pasado fin de semana, la titular de la Fiscalía de desaparecidos en coordinación con personal a su cargo inició labores de inspección en las instalaciones de la policía municipal de Ixtaczoquitlán.

En las mismas inspecciones, el personal a cargo revisó los libros de entrada y salida de todas las personas que fueron detenidas e ingresadas a los separos de la policía municipal, asimismo, el personal de la Fiscalía Regional, revisó las causas por las cuales fueron detenidos los siete comerciantes de ropa.

De igual forma fueron revisados los recibos de pago de las multas e incluso trascendió que los policías municipales fueron interrogados para deslindar responsabilidades. Otro de los puntos que llamó la atención fue el hecho de que los videos del circuito cerrado con el que cuentan las instalaciones de la policía municipal, fueron revisados minuto a minuto, los videos fueron recuperados como evidencia para integrarlos en el expediente de las investigaciones.

En tanto los familiares de las siete víctimas reafirman su única petición: la aparición con vida de los siete comerciantes y aseguran que continuarán presionando a las autoridades de la Fiscalía Regional para que se agilicen las indagatorias y con ello se aclare el paradero, así como los responsables de los mismos hechos.