Política

En fiscalización aún inconclusa a 2017 y 2018, gobierno yunista suma ya un daño a fondos federales de mil 394 mdp: Auditoría Superior de la Federación

noviembre 02, 2019

El daño patrimonial por desvíos de recursos de fondos federales en el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares suma mil 394 millones de pesos en 2017 y una auditoría parcial a 2018.

La segunda entrega de cuenta pública 2018 de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a la Cámara de Diputados este jueves, sumó 382.8 millones de pesos al mal uso de recursos.

Hay que recordar que ASF realiza la auditoría de la cuenta pública en tres entregas, la primera en junio, la segunda parte en octubre –que fue entregada este 31 de octubre– y la tercera será dada a conocer en febrero de 2020.

A esta cifra se suma la primera entrega del informe en junio, donde el daño fue de 88 millones de pesos. Y también se sumarían 923.4 millones de pesos de malos manejos que se detectaron en 2017, el primer año de su gobierno

En total, el gobierno yunista devolvió al erario público recursos por 245.2 millones de pesos para resarcir el daño de diversos fondos, pero aún quedan pendientes de aclarar mil 394 millones de pesos de las tres entregas de a cuenta pública 2017 y dos entregas de la cuenta 2018.

En esta segunda entrega se realizaron 20 auditorías a diversos fondos federales, de los cuales se detectó un daño de 215.9 millones de pesos a diversos programas de fondos federales dedicados a infraestructura, salud, y fortalecimiento financiero.

La ASF también detectó un daño por 205.9 millones de pesos de observaciones por mala distribución en las partipaciones federales a municipios.

Cabe recordar que en 2017, el primer año del gobierno yunista, la ASF detectó daño patrimonial en diversos fondos por mil 124 millones de pesos, de los cuales, aclaró y devolvió recursos por 178.2 millones de pesos, por lo que todavía tiene que aclarar el uso de 923.4 millones de pesos.

¿Qué fondos fueron desviados?

Infraestructura social y distribución de participaciones implicaron el mayor daño. En la segunda entrega, la ASF realizó una revisión a siete fondos federales operados por el gobierno del estado y la distribución de las participaciones federales.

Durante esta auditoria se detectaron 401 millones de pesos de observaciones, de la cuales se devolvieron 18.2 millones pesos, teniendo aun pendientes por aclarar por 382.8 millones de pesos.

Algunos de los fondos con mayor observación fueron: Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social con un daño por 76.6 millones d pesos, el Fondo para el Fortalecimiento Financiero con 102.8 millones de pesos de probable daño, además de irregularidades en la distribución de participaciones federales a municipios por 203.2 millones de pesos en total.

Fondo para la Educación Tecnológica y de Adultos

La auditoría reveló que el gobierno del estado de Veracruz y en específico el Instituto Veracruzano de Educación para los Adultos (IVEA) no dispone de un adecuado sistema de control interno para prevenir los riesgos que podrían limitar el cumplimiento de los objetivos del fondo, la observancia de su normativa y el manejo ordenado, eficiente y transparente de los recursos, lo que incidió en las irregularidades determinadas en la auditoría.

Además, se incumplieron las obligaciones de transparencia sobre la gestión del Fondo de Aportaciones para la Educación Tecnológica y de Adultos, ya que la información presentada no cumplió con la calidad y congruencia, respecto de los recursos ejercidos del fondo.

En el transcurso de la revisión se recuperaron recursos por 2 mil 676.61 pesos, con motivo de la intervención de la ASF.

Programas de Cultura en las Entidades Federativas

En este rubro se detectó que el gobierno de Veracruz no comprometió ni ejerció 52.5% de los recursos de los Programas de Cultura en las Entidades Federativas, a cargo del Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC), asimismo, el municipio de Boca del Río no evidenció la presentación de los informes trimestrales a la Secretaría de Cultura.

Otras irrregularidades detectadas son el incumplimiento de normativa de control y destino de recursos, así como falta de transparencia en los gastos de los recursos federales en la SS.

Recursos Federales Transferidos a través del Acuerdo de Coordinación Celebrado entre la Secretaría de Salud y la entidad federativa

Entre las inconsistencias se detectaron: 10 establecimientos prestadores de servicios de salud no contaron con la acreditación de calidad vigente; no se reportó el segundo trimestre de 2018 del formato Nivel Financiero; los trimestres de Nivel Financiero efectivamente reportados no se publicaron oportunamente en su medio oficial de difusión; la información reportada en el formato Nivel Financiero del cuarto trimestre no es coincidente entre sí. El gobierno de Veracruz tiene 721 mil pesos por aclarar del fondo.

El fondo de Prospera, un programa de Inclusión Social Componente Salud también operó con incumplimientos de la normativa en materia de registro e información financiera de las operaciones; destino de los recursos; servicios personales; adquisiciones, control y entrega de bienes y servicios.

Entre las inconsistencias se encuentra: un contrato de servicios personales que carece de la firma del Director Administrativo de la instancia ejecutora; por omitir generar el procedimiento de rescisión de un contrato de adquisiciones; por no haber aplicado, recuperado y reintegrado penas convencionales de un contrato de adquisiciones por 2.1 millones de pesos.

El gobierno de Veracruz devolvió al fondo recursos por 14.3 millones de pesos en el transcurso de la revisión.

Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social

La ASF detectó que el estado incurrió en inobservancias de la normativa, principalmente de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas. El daño patrimonial sumó 74.6, de los cuales 45.1 millones de pesos son pagos a obras que no operan y 45.1 de pesos en obras pagadas no ejecutadas.

Fondo para el Fortalecimiento Financiero

Éste es uno de los fondos con mayor observación, se detectó un daño por 104.1 millones de pesos, principalmente por falta de documentación justificativa y comprobatoria del gasto.

El dictamen de la Auditoría Superior de la Federación determino que Veracruz incurrió en inobservancias de la normativa, principalmente en materia de, Obra Pública y Ejercicio de los Recursos.

Distribución de las Participaciones Federales

En la gestión del proceso de distribución y ministración de las participaciones federales a los municipios de Veracruz, se presentaron algunas insuficiencias que afectaron el cumplimiento de la normativa que lo regula, su transparencia y resultados, principalmente en lo referente a que, si bien existen fórmulas para la distribución de las participaciones federales a municipios, éstas no se aplican desde el ejercicio 2004, año en que se determinaron por última vez.

Por estas irregularidades se detectó un monto por aclarar de 205.8 millones de pesos.