Política

Morena, por combate a la corrupción desde la raíz

noviembre 01, 2019

En un hecho histórico, el grupo legislativo de Morena dio revés a la Cuenta Pública de 2018 presentada por la anterior administración del Orfis, ante una serie de inconsistencias e irregularidades que no dan certeza que los entes fiscalizables hayan solventado los señalamientos de quebranto patrimonial de manera legal.

Al celebrarse el Séptimo Periodo de Sesiones Extraordinarias del Primer Año de Ejercicio Constitucional, los legisladores de Morena se pronunciaron por un combate a la corrupción desde la raíz, por lo que el Dictamen por la no aprobación del Informe de Resultados de la Cuenta Pública de 2018, vendrá a fortalecer a las instituciones y al Estado de Derecho.

En su participación, la legisladora Mónica Robles Bajaras, secretaria de la Comisión Permanente de Vigilancia sostuvo que el ente fiscalizable que presentó la documentación verídica para solventar las observaciones, no tendrá ningún problema, que se preocupen quienes a través de moches o compromisos pretendió solventar lo que no era solventable.

"En la Comisión de Vigilancia, se recibieron expedientes que se veían claramente que habían sido ‘hechizos’: todos con las mismas firmas, con las mismas fechas, lo que no sucede en la realidad. Que Acción Nacional no venga a decir que es un tema de legalidad, que violentamos las instituciones. Al contrario, lo que estamos haciendo desde Morena, es fortalecer a las instituciones, fortalecer al Estado y sobre todo cumplir con el compromiso de no traicionar al pueblo y de combatir la corrupción desde la raíz", recalcó.

No entiendo la necedad, dijo, de no ir a fondo y revisar, cuando todos sabemos que siempre hay malos manejos que no se ven reflejados en las cuentas públicas, "esto no va a suceder con el aval de Morena, cuando menos".

Recordó que en la Legislatura pasada, en su último año, en 15 días la Comisión de Vigilancia solventó observaciones por más de 300 millones de pesos en la Cuenta Pública de 2017, sin que conste documentación ni en la Comisión ni en la Secretaría de Fiscalización, que respalde este acto.

Por su parte, Rubén Ríos Uribe, desde la Tribuna, enfatizó que de la corrupción quedaron asqueados todos los veracruzanos, salvo una pequeña clase política que obviamente no quiere perder sus privilegios y que no quiere dejar de robar.

"Quedaron acostumbrados a que en Legislaturas pasadas les solventaran las cuentas públicas a los alcaldes de su partido con la simple autorización del Congreso. Eso trajo mucha corrupción, mucha desigualdad y nadie dijo nada. Esas épocas ya se acabaron, los moches eran un estilo de vida; por los pasillos desfilaban los alcaldes buscando a la Comisión de Vigilancia para que en contubernio con el desvío de recursos, quedaran en total impunidad", expresó.

Quiero decirles, agregó, en esta Cuarta Transformación, los diputados tenemos un compromiso histórico con la rendición de cuentas y la transparencia, es algo que busca el pueblo de Veracruz, el pueblo tiene sed de justicia, de tanto ladrón que se ha enriquecido al amparo del poder, con empresas públicas. No les basta con lo que somos privilegiados acá, por servir al pueblo, es una ambición desmedida.

En tanto que el diputado local Víctor Emmanuel Vargas Barrientos, vocal de la Comisión de Vigilancia, precisó que los legisladores de Acción Nacional se vienen a dar "golpes de pecho" cuando en el pasado Juan Manuel De Unanue y Rodrigo García Escalante, de la noche a la mañana, aprobaron la Cuenta Pública de 2017 sin mayor justificación.

"El que nada debe, nada teme, ¿por qué oponerse a una nueva revisión de estas cuentas públicas por parte del Orfis?", cuestionó el representante popular de Morena.