Política

Vecinos de Oteapan piden al gobierno seguridad ante amenazas de delincuentes

octubre 15, 2019

En Sesión comunitaria, los habitantes del municipio de Oteapan se reunieron para exigir al gobierno estatal y federal que se incremente la vigilancia y acordaron mantenerse unidos para frenar a grupos de la delincuencia que quieran cobrarles piso o secuestrarlos.

Desde el fin de semana empezó a surgir información de la entrada de un grupo delictivo a la zona que supuestamente venían a tomar la plaza, alertando a los ciudadanos.

Por perifoneo y mensajes, los ciudadanos acordaron sostener una reunión de seguridad en el parque de la ciudad y blindarse ante la llegada de este grupo delictivos.

Casi mil pobladores que se reunieron, sin esperar a sus autoridades municipales, para buscar esquemas con lo cual prevenir que los productores y comerciantes, sean amenazados u obligados a pagar piso para seguir trabajando, como pasa en otros municipios cercanos.

De acuerdo a información que se obtuvo de algunos habitantes, ya se han presentado estos delincuentes en taquerías, abarrotes, farmacias, mercerías y otros pequeños comercios.

Los pobladores señalaron que defenderán sus hogares y el pan que se ganan diariamente con su esfuerzo y exigieron que el gobierno de Veracruz y federal los respalde en la vigilancia, enviando a elementos de la Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena).

Además acordaron que los habitantes se organicen en sus colonias y cierren los accesos a cierta hora de la noche, mientras que piden que la policia estatal y el ejercito vigilen todas las entradas y salidas del municipio.

La Sesión se realizó a las 19.30 horas de este lunes, en el parque de la localidad pero impidieron que se tomaran fotos, ya que están conscientes que dentro de la misma población existen "halcones" que pueden ubicarlos.

Pese al miedo que tienen de ser agredidos dieron un ultimátum a los delincuentes para que abandonen su municipio o ellos la van a defender.

Oteapan colinda con los municipios de Jáltipan y Chinameca, y esta considerada como el acceso hacia la sierra de Santa Marta; su población es mayormente campesina.