Política

Proclividad de Veracruz a deslaves pone en entredicho actividad minera: Inecol

octubre 15, 2019

De los 212 municipios en Veracruz, 129 tienen exposición alta a deslizamientos de tierra; las cuencas de los ríos Nautla y Jamapa tienen dentro de su territorio entre 35 y 40 por ciento de superficie considerada como riesgo de deslizamiento alto y muy alto, por lo que no será viable la instalación de la minería en la zona de Actopan y Alto Lucero, considera Alexandro Medina, investigador del Instituto Nacional de Ecología (Inecol).

"El estado de Veracruz no tiene gran actividad minera; según el Servicio Geológico Mexicano ocupa el lugar 20 del país por su producción minera; el terreno de Veracruz es muy reciente desde el punto de vista geológico; 90 por ciento de la superficie del estado data de la era cenozoica, que es hace menos de 60 millones de años, y la mayoría tiene apenas 2 millones de años; son terrenos que van formando llanura, y eso hace que no tengan antigüedad geológica para tener minerales de los que se buscan, dijo el investigador.

Veracruz tiene seis zonas de extracción minera, señaló, "pero en casi todas lo que se extrae son calizas, mármol, arena... y éstos son materiales que pueden ser explotados con facilidad sin generar riesgos ambientales importantes, de hecho cuando se usa un banco de material para extraer arena, después son restaurados los terrenos y los ecosistemas se regeneran".

Insistió el investigador en que no se tiene en sí un problema con el desarrollo, "pero lo importante es que las extracciones se hagan en una zona sostenible; se puede hacer en un banco de arena, se puede cubrir con vegetación, en eso trabajamos".

Medina continuó: "lo que tenemos aquí en la zona en donde se pretende implantar la minera Caballo Blanco, El Cobre y otras más, es riesgo, y nos preocupa; vemos mayores factores de riesgo: peligro, vulnerabilidad y exposición, el peligro es la presencia de un huracán, un sismo, la vulnerabilidad es el lugar en el que está ocurriendo y la exposición es la cantidad de personas que podrían resultar dañadas".

Veracruz, insistió el investigador del Inecol, "es un estado abundante de recursos naturales, tenemos yacimientos de petróleo, agua, pero también tenemos la situación de que la mayor parte del estado está expuesta a eventos hidrometeorológicos severos; hace unos días se cumplieron 20 años de las inundaciones en que hubo 370 muertos y 200 mil damnificados; en un periodo de dos días cayó la cantidad de lluvia equivalente a la mitad de lo que cae en un año; eso es lo que hace que se generen desastres por deslave de tierra".

Cabe señalar que en la estadística del Atlas Nacional de Riesgo de 2000 a 2019 se presentaron 2 mil 180 declaratorias de desastre, y que de esas, 340 ocurrieron en Veracruz. Medina señaló que Veracruz "es el primer estado en declaratorias de desastres, y en Las Choapas ocurrieron 52 declaratorias de desastre, cuando vemos que en todo el estado de Jalisco hubo 49; el problema es que toda la región tiene precipitaciones y tiene los ríos de respuesta rápida: 12 ríos del estado tienen una forma de escurrimiento que ocurre en horas, son muy pocas horas para dar aviso de una inundación o un desbordamiento de ríos".

Entre otros datos ofrecidos por el investigador, destaca que desde 1851 a la fecha, 52 huracanes tocaron el estado, "entonces, lo que creemos es que toda la combinación de factores, el riesgo es el deslizamiento de terrenos: de los 212 municipios veracruzanos, 129 tienen exposición alta a deslizamiento de tierra; las cuencas específicas del Nautla y el Jamapa tienen dentro de la superficie de su territorio entre 35 y 40 por ciento de superficie considerada con riesgo de deslizamiento alto y muy alto; el riesgo de que el terreno se deslave por precipitación es muy elevado; entonces, lo que vemos es que esos factores incrementan el riesgo; existe una tasa alta de que se presenten peligros importantes, y estas actividades pueden incrementar el factor de riesgo al combinar, con el ambiental, un componente de riesgo químico-tecnológico", sostuvo.