Política

Deslealtad

octubre 10, 2019

No debe de extrañar la información dada por el Orfis en el sentido del rotundo fracaso de las políticas de mitigación de la pobreza del gobierno anterior. En un gobierno de dos años, en el último de ellos invierten punto penos que 7 mil millones de pesos y la pobreza extrema no sólo no se contiene, sino que sube más del uno por ciento. En realidad no debiera extrañar el dato, fue ésa la tónica con que los gobiernos del pacto de impunidad neoliberal trataron los problemas del país.

No es sólo que el gobierno fuera profundamente deficitario en la materia, sino que los programas de mitigación no contaban con reglas de operación específicas.

El margen de maniobrabilidad para el desvío de dinero público a otros fines era amplísimo.

Los programas nunca produjeron datos suficientes para medir sus impactos y comparar los resultados deseados con los obtenidos. No hay datos que midan los antes y el después de las aplicación de los programas de inclusión, en 15 de ellos. El gobierno tampoco informó con suficiencia sobre su programa insignia: "Veracruz Comienza Contigo".

Lo cierto es que el tamaño del saqueo al país es inmenso. Rebasa con mucho el nivel de lo infame porque los gobernantes y sus burocracias no sólo robaron sino que, además, endeudaron al estado.

Por los resultados de sus decisiones, los gobiernos neoliberales no sólo fueron pésimos, fueron traidores al interés de los gobernados y eso, en buen mexicano, es traición, y como traidores debieran ser juzgados.