Política

Entrega Pemex contrato a empresa ligada a ex funcionaria duartista

octubre 09, 2019

Con 27 años, Enríquez Merlín pasó de funcionaria de la Sedema a accionista de Butaby

Coatzacoalcos, Ver.- En julio de este año, Petróleos Mexicanos (Pemex) otorgó un contrato de 10 millones 212 mil 324 pesos a un consorcio en el que se encuentra la empresa Butaby SA de CV, de la que es accionista la joven Carla Guadalupe Enríquez Merlín, y Comercializadora y Constructora Emporio del Sur SA de CV, de la que la joven es representante legal para el funcionamiento sustentable, control y conservación del parque ecológico Jaguaroundi, ubicado a las afueras de Coatzacoalcos.

De acuerdo con la información disponible en el portal de internet de Pemex, el bloque de compañías también lo forman Camposeco Construcciones SA de CV y Stratton Oil S. de RL. de CV.

Según documentos obtenidos a través de la plataforma Siger, del Registro Público del Comercio, la joven que se desempeñó como subsecretaria de Fomento y Gestión Ambiental en la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) durante los últimos años del priista Javier Duarte de Ochoa al frente del gobierno de Veracruz se convirtió accionista de Butaby en 2017.

Así, la dama sureña de escasos 27 años no sólo debutó a temprana edad en la función pública y en la política, sino que también tardó poco en ser beneficiada por la nueva administración federal.

Y es que en la licitación de Pemex participaron una decena de empresas y al final quedaron seis, entre ellas el grupo de compañías donde está Enríquez Merlín, hija de padres que durante años estuvieron en la función pública con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el gobierno.

El contrato para la conservación del parque ecológico fue firmado en julio y concluye el 31 de diciembre próximo, según la información disponible en el portal de Pemex.

Actualmente en el parque Jaguaroundi hay 314 especies de flora y 344 de fauna, de las cuales el 10 por ciento son protegidas por normas mexicanas.

Renegociacion de la deuda

La negociación con la banca privada para mejorar las condiciones de los 10 créditos que fueron contratados por el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, tendrá un costo de mil 578 millones de pesos adicionales.

De acuerdo con las bases de licitación de la reestructuración de la deuda pública del estado, el plazo de pago de los nuevos créditos a contratar será por 20 años, es decir, se ampliarán los compromisos financieros de Veracruz hasta el año 2049.

A la fecha presentaron carta intención y participaron en la primera junta de aclaración representantes de los bancos: Santander, Banobras, Banamex, Multiva, Banorte, Banco Azteca, Banca Afirme; Scotiabank, y Banco del Bajío.

El documento establece que se empeñan el 51 por ciento del Fondo General de Participaciones, que se usarán como garantía de pago para los nuevos préstamos.

Según las bases de licitación del financiamiento, que se hizo pública desde el pasado 12 de septiembre, el proceso de reestructuración llevará al menos dos meses, pues será hasta el 5 de noviembre cuando se dé a conocer el fallo de la licitación y los nombres de los bancos que prestarán dinero

El dinero lo podrán gastar en el año 2020, pues se plantea un plazo de hasta tres meses para poder ejercer los nuevos créditos que se van a obtener y que implica, en algunos casos, ampliar el periodo de pago por hasta 17 años.

El monto del financiamiento solicitado es por 38 mil 790 millones 676 mil pesos que se usarán para liquidar 10 créditos que contrató el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares y el fideicomiso que se creó. Los pasivos que licitó el gobierno son de 37 mil 211 millones 977 mil pesos como garantía de pago oportuno se tendrá que disponer de un fondo de 5 mil 818 millones de pesos, que se cubrirá en un periodo de 300 meses o 25 años

Los bancos tienen hasta el 31 de octubre de 2019 para la presentación de la Manifestación de Interés. El 1 de noviembre se hará la apertura de ofertas; el 5 de noviembre se emite el fallo y el 7 de noviembre se firmarían los contratos con los bancos.