Sociedad y Justicia

Ayudaría cannabis a enfermas de cáncer, asegura antropólogo

octubre 09, 2019

Mujeres víctimas de cáncer usan cannabis de manera lúdica, terapéutica y medicinal; les ayuda a disminuir dolores causados por la enfermedad y pasar etapas de depresión tras haber perdido un seno, señaló el antropólogo de origen canadiense Gabriel Velázquez.

"Son las mujeres las que más se me acercan; trabajo con una señora joven, le diagnosticaron cáncer de seno, le extirparon el seno izquierdo; luego le diagnosticaron cáncer cérvico uterino, terrible; a la señora, uno de mis alumnos le dijo que viniera a verme".

En su país de origen, Canadá, la marihuana puede utilizarse porque su consumo es legal. Gabriel Velázquez la utiliza para tratar problemas de depresión en sus pacientes, pues cuenta con un certificado emitido por la Oaksterdam University, localizada en Denver, Colorado, para que él pueda tratar a la gente enferma haciendo uso de esta planta.

"Tengo 70 años; la gente de mi edad sufre problemas depresivos, tengo una certificación de la única universidad en el mundo que la da: es la Oaksterdam University; está en Denver Colorado; me costó mil 600 dólares; esto me permite tratar gente desde el punto de vista lúdico, terapéutico y medicinal y lo he hecho en este país", expuso.

Gabriel Velázquez desechó la idea de que el consumo de cannabis genere adicciones, y consideró que el alcohol y las redes sociales hacen más daño que usar la planta como medicina

"Ése es uno de los estigmas que tiene el uso de la cannabis, adicciones a las redes, adiciones al Whatsapp, adicciones al alcohol, a las emociones fuertes; ésas son adicciones; la cannabis bien tomada con cultura no es eso, para nada, no es la cannabis la que ocasiona adicciones sino la conexión entre cerebro y corazón: Las emociones", señaló.

El uso de cannabis "es bastante complejo", pero básicamente tiene tres funciones: Lúdica, terapéutica y medicinal, refirió el antropólogo, lingüista y poliglota que radica en Veracruz.

Refirió que el uso de cannabis tiene las tres funciones mencionadas: "no puedes disociarlos, porque no puedes fumar cannabis y luego pasar al uso medicinal, a menos que sea consumida por ingestión, y aun así te afecta; una cosa es inhalar, y otra, ingerir, ahí esta el ejemplo de los brownies; es muy difícil pasar al último uso sin pasar antes por los otros dos: lúdico, primero: te mueves contento; terapéutico, segundo: empiezas a tomar conciencia, y medicinal, tercero, cuando ya hay compromiso".

Gabriel Velázquez acudió al Primer Simposio Universitario de la Investigación Cannabinoide organizado por el Instituto de Investigaciones Biológicas de la Universidad Veracruzana (UV) celebrada en el auditorio de la Unidad de Humanidades.